El ha creado la a las Personas Refugiadas, que mañana estará operativa y contará como soporte con el teléfono y las diez oficinas de información en la región para “canalizar la solidaridad de entidades sociales y particulares”.

Así lo ha anunciado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, tras la reunión del de hoy que ha dado luz verde a la creación de este instrumento que permitirá “articular las respuestas de la ciudadanía y entidades tanto públicas como privadas para abordar de forma coordinada, eficaz y eficiente la atención de las personas refugiadas”.

La oficina se adscribe a la Dirección General de Acción Social y Cooperación de la Consejería de Bienestar Social y pretende respaldar todas las acciones que sea necesario emprender “para la acogida y atención a los/as refugiados/as, activar medidas que contribuyan a incrementar la participación de los actores sociales, en una movilización conjunta de solidaridad y respuesta”.

“La creación de esta oficina no conlleva ninguna dotación presupuestaria porque se va a desarrollar con recursos propios de la Consejería de Bienestar Social”, ha anunciado la consejera, que ha confirmado que estará operativa desde mañana miércoles 16 de septiembre.

La obtención de información más detallada para colaborar en el proceso de primera acogida y atención a personas refugiadas se realizará a través del teléfono único de información 012, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

La entidad social o aquel ciudadano que desee colaborar podrá descargarse un formulario telemático en la sede electrónica de la Junta (http://www.jccm.es), que podrán encontrar en papel en las oficinas de información del Gobierno regional y presentarlo en el registro de la Consejería, en las direcciones provinciales o en cualquier oficina de registro previstas en el artículo 38.4 de la Ley 30/1992.

Canalizar el apoyo al refugiado

La Oficina Regional de Atención a Personas Refugiadas se crea para informar a las personas físicas, entidades públicas o privadas para posibilitar y canalizar el apoyo que estén dispuestos a prestar a las personas refugiadas, recibir las demandas de las personas y entidades que vayan a colaborar en la atención de las personas refugiadas, elaborar y gestionar el registro de protección y acogida humanitaria a personas refugiadas y asesorar sobre los dispositivos de atención más adecuados para la atención de las personas refugiadas.

La oficina, además, informará y trasladará cuantas incidencias se produzcan a la Mesa de Coordinación en materia de personas refugiadas, que será creada por la Consejería de Bienestar Social y donde estarán representadas las distintas consejerías del Gobierno regional, así como las entidades colaboradoras y la y Provincias (FEMP).

Otro objetivo de la oficina será coordinar las acciones que se lleven a cabo con la Administración General del Estado, en cuanto a la identificación de las familias, traslados y acogida en esta región, la coordinación de la acogida con los ayuntamientos y entidades colaboradoras en sus municipios y la resolución de cuantas incidencias se produzcan en torno a la acogida de las personas refugiadas.

La consejera ha señalado que “no hay ninguna cifra oficial ni cuándo llegarán esas personas refugiadas”. Según Sánchez “se están barajando más de 15.000 e incluso se han dado cifras superiores, pero quienes informan son las entidades especializadas en asilo y refugio, y no el . Desde Castilla-La Mancha se ha manifestado nuestra total colaboración y estamos dispuestos a acoger a todas las que se nos asignen” ha concluido.

El enlace para descargar el formulario de colaboración es: https://www.jccm.es/tramitesygestiones/recogida-de-datos-de-entidades-colaboradoras-y-de-personas-yo-familias