El Gobierno de -La Mancha pondrá en marcha en el mes de mayo el nuevo programa de Termalismo para Personas con Discapacidad que se desarrollará en los balnearios de la región y, a partir del próximo día 15 de mayo, las entidades podrán realizar las solicitudes para participar.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha realizado hoy este anuncio en declaraciones a los periodistas en el Centro ‘Princesa de Asturias’ de viviendas residenciales de la con Discapacidad (AFAS)-Plena Inclusión, donde ha acompañado al presidente de Castilla-La Mancha, .

“Es una novedad que es muy importante para las personas con discapacidad y también van a poder asistir los familiares”, ha destacado Sánchez.

La previsión es que se beneficien un centenar de personas con discapacidad mayores de 45 años y sus familias de este programa, que desarrollará Plena Inclusión a través de una subvención del Gobierno regional.

El Termalismo para Personas con Discapacidad se sumará al Termalismo Social para mayores y al Termalismo Terapéutico dirigido a personas con párkinson y con alzhéimer.

13 millones de euros para promover la integración social y laboral

Por otra parte, la consejera de Bienestar Social ha destacado el acuerdo del Consejo de Gobierno por el que se destinarán 13 millones de euros para promover la integración social y laboral de personas con discapacidad en los Centros Especiales de Empleo de Castilla-La Mancha. Se estima que puedan beneficiarse de estas ayudas los más de 3.500 trabajadores que integran la plantilla de los 90 centros.

Con ello, Sánchez ha resaltado que el presupuesto del Gobierno regional para Discapacidad en 2018 asciende a más de 108 millones de euros, un 20 por ciento más que al inicio de la legislatura.

“Esto muestra el compromiso importante con las personas con discapacidad del ”, ha defendido.

Con ello, la consejera de Bienestar Social ha felicitado al presidente de AFAS , , por el centro de este municipio, donde “ha conseguido crear un entorno y un complejo para personas con discapacidad donde se nota la calidad de vida y la calidad de la atención por los espacios, por las zonas residenciales y por todos los talleres que permiten que las personas con discapacidad consigan la integración social y laboral”.

El centro cuenta con 8 viviendas de planta baja con capacidad para 6 u 8 plazas y dos pisos tutelados; en total, 65 plazas, de las cuales 34 están destinadas a personas con necesidades de apoyo externo y 31 para personas con necesidades de apoyo intermitente o limitada.