A dos días para que se reúna la Mesa del Agua, el ha fijado con claridad su posición impugnando la Orden del Ministerio para la Transición Ecológica que autorizó un trasvase de 16,1 hectómetros cúbicos para el mes de septiembre de 2019 desde los embalses de Entrepeñas y Buendía.

Un nuevo recurso contencioso administrativo que se presenta “en defensa de los intereses de nuestra región”, tal y como ha defendido la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, en línea con lo manifestado en anteriores ocasiones, de recurrir aquellos trasvases que no fueran sólo para consumo humano. En este sentido, ha confirmado que también se hará lo mismo con el trasvase del aprobado la semana pasada de 16,2 hectómetros cúbicos porque “hace daño a los intereses de la región, a la obligada preservación del río Tajo y a la calidad ambiental”; más si cabe si tenemos en cuenta que la cuenca del río Segura casi duplica el 24 por ciento de capacidad que poseen actualmente los embalses de la cabecera del Tajo.

Cabe apuntar que “desde que asumió el Gobierno por primera vez en el verano de 2015, hemos recurridos absolutamente todos los trasvases, salvo los destinados a consumo humano, una coherencia contundente” que contrasta con lo sucedido en la anterior etapa del PP, que dio el visto bueno a todas las derivaciones de agua para el regadío masivo de y .

Pese a ello, la consejera y portavoz del Ejecutivo regional ha señalado que ahora el presidente del en la comunidad autónoma, Paco Núñez, tendrá una oportunidad única “para mojarse en la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha de la mano de los agentes sociales y del Gobierno regional”.

Hay que recordar que recientemente el Partido Popular votó en el pleno de las Cortes regionales en contra de una resolución apoyada por el PSOE y Ciudadanos rechazando frontalmente la Proposición No de Ley (PNL) de VOX en el que pretende perpetuar el trasvase Tajo-Segura y, por tanto, la hipoteca que tienen el Tajo y Castilla-La Mancha. “El señor Núñez se posicionó con VOX, a pesar de que no está en las Cortes. Esperemos que el día 31 retome su conducta y se posicione en defensa de los intereses hídricos de Castilla-La Mancha porque creo que esta región no le aguanta ni una incoherencia más ni al PP ni al señor Núñez”.

Caudales insuficientes, aunque en la buena dirección

El Gobierno de Castilla-La Mancha entiende que se debe cumplir la sentencia del dictada hace casi un año -el 13 de marzo de 2019-, que declaró nulos varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo y que, entre otras cuestiones, venía a decir que hay que aumentar los caudales ecológicos; algo que sigue sin materializarse, con el daño medioambiental que ello supone.

En cualquier caso, la consejera ha valorado la propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica de aumentar los caudales ecológicos mínimos en la cuenca del Tajo a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina como “un primer paso en la buena dirección, pero entendemos que es insuficiente porque no responde a las necesidades reales del río”.

Hay que recordar que se habla de un caudal ecológico a su paso por Aranjuez de 8,52 metros cúbicos por segundo, de 17,3 en Toledo y de 17,8 en Talavera de la Reina. Esta diferencia entre las tres ciudades se debe “a que por el medio se cruza el Jarama y este río aporta mucha agua al Tajo, pero muchas veces de mala calidad, porque desaguan las aguas residuales de , muchas veces en malas condiciones y contaminan el Tajo. Por tanto, si no lleva caudal suficiente a su paso por Aranjuez y agua en condiciones óptimas, volveremos a tener episodios como los que hemos tenido algunos años con la mortandad de peces”.

Por tanto, para el Gobierno regional, el Ministerio está dando pasos en la dirección correcta pero no nos podemos conformar “porque entendemos que en cabecera como mínimo debe haber 800 hectómetros cúbicos para garantizar los usos de la cuenca del Tajo, y 10 metros cúbicos por segundo en Aranjuez que es lo que hemos reivindicado históricamente porque es lo que entendemos que científicamente da garantías de sostenibilidad a un río tan dañado como el Tajo”.

Finalmente, Blanca Fernández ha explicado que el Ejecutivo Autonómico seguirá manteniendo una posición de diálogo firme con el Ministerio para la Transición Ecológica “que entiende la posición del Gobierno de Castilla-La Mancha, pero no termina de tomar una solución definitiva para nuestros intereses y vamos a seguir recurriendo a la justicia cada vez que sea necesario”.