Así lo ha explicado en declaración de los medios Castellanos, acompañada por el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, , y la miembro del y Provincias (FEMP) en la región, , antes de presentar las bases reguladoras del Real Decreto 1234/2018.

Llanos ha señalado que la despoblación es un reto de estado y un desafío que condicionará y marcará el futuro de los hijos y nietos. Por ello, ha subrayado que es la primera apuesta dineraria con recursos para atajar un problema que “está desangrando” y que afecta a todo el territorio.

“El 85 por ciento del territorio se concentra en 1.500 localidades que ocupan el 30 por ciento del espacio nacional, el restante lo ocupan 4,5 millones de personas que tiene una realidad muy diferente a la que se vive en las ciudades”, ha asegurado.

Otra de las razones que ha dado Llanos para explicar el porqué de la entrada y creación de este Real Decreto es “la lucha por la cohesión y la igualdad” del .

“ENFERMEDAD DE SER DESIGUALES EN DERECHOS”

“Cuando se pierde población, la pérdida de cifras es el efecto y la causa es la pérdida de igualdad de derechos, que es lo que hace que la gente se vaya. Lo que queremos atajar es la enfermedad de ser desiguales en derechos, en servicios y en futuro con independencia de donde vivas”, ha apostillado.

Para ello, ha señalado que la primera medida va a ser destinar 80 millones de euros en ayudas para que los jóvenes de entre 16 y 30 años puedan hacer actividades de autoemprendimiento, empleo y autoempleo en localidades con una población de 10.000 personas o menos que hayan perdido población.

Esta medida, según Castellanos, sirve para ofrecer a los jóvenes una oportunidad para desarrollar su vida profesional tanto la más tradicional del mundo rural como actividades innovadores con apoyo de las nuevas tecnologías.

MUNICIPIOS Y DIPUTACIONES

Preguntada por quién puede solicitar las ayudas, ha concretado que lo pueden hacer los municipios y las diputaciones y además ha recordado que la convocatoria se abrió el 8 de enero y que no hay un plazo de cierre, ya que el mismo “va estar abierto hasta que quede dinero para que llegue a toda la gente que lo necesite”.

Preguntada por el dinero que se va destinar a Castilla-La Mancha ha explicado que “se queda más dinero quien más prisa se dé en solicitarlo y quien más proyectos redacte”. Además, ha añadido que la cuantía de ayuda va estar vinculada a los beneficiarios y a la actividad que vayan a realizar.

En cuanto a los trabajos a los que van a ir destinadas las ayudas, ha puntualizado que serán proyectos de empleo, autoempleo, emprendimiento, así comp para empresas de trabajo asociado y jóvenes que quieran montar una cooperativa, darse de alta de autónomo o sean contratados por una fábrica que está en funcionamiento pero quiere contratar a jóvenes.

CONCIENCIAR Y VISIBILIZAR LA DESPOBLACIÓN

Por su parte, la miembro del Comité Ejecutivo de la FEMP en la región, María José Gallego Ruiz, ha indicado que las bases reguladoras que han presentado del Real Decreto 1234/2018 tiene como objetivo concienciar y visibilizar la despoblación.

En este sentido, ha informado de que Castilla-La Mancha tiene un total 918 municipios, de los que 735 tienen menos de 2.000 habitantes y “tienen un grave peligro de despoblación rural, hay que generar un arraigo sentimental de los habitantes con su territorio”.

Gallego ha pedido a Europa que “sean conscientes” del problema que tienen estos municipios que no tiene recursos económicos y en muchos casos tienen falta de servicio.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel Gonzáles Ramos, ha señalado por su parte que el Gobierno central ha querido, junto con la FEMP, tener un encuentro con los alcaldes de Castilla-La Mancha para que no pierdan “ni un día en solicitar ayudas para los municipios que están perdiendo población día tras día tengan una solución”.