La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha asegurado que los centros docentes deben favorecer la adopción de hábitos de vida saludables por parte de toda la comunidad educativa debido a la necesaria actividad física y hábitos saludables que se recomiendan durante la infancia y la adolescencia.

Y para ello, Olmedo ha destacado los Proyectos Escolares Saludables impulsados por el Gobierno de Castilla-La Mancha de forma integral y ampliamente consensuados que definan los compromisos que el centro adquiere en la promoción de la práctica de la actividad física y la salud.

Olmedo, que ha asistido al reconocimiento de dos nuevos centros que promueven hábitos de vida saludables entre los escolares en Argamasilla de Alba, como son los colegios ‘Divino Maestro’ y ‘Azorín’, ha señalado que se trata de una iniciativa con la que se quiere “reconocer y visibilizar su compromiso” entre sus comunidades educativas y, al mismo tiempo, que la población conozca qué centros “han apostado por incorporar a su proyecto educativo el fomento del deporte y de la vida sana entre sus escolares y docentes”.

Finalmente, la representante del Gobierno regional ha trasladado el agradecimiento del Gobierno de Castilla-La Mancha a la comunidad educativa de Ciudad Real, la provincia de la región que cuenta con más centros con Proyectos Escolares Saludables. En concreto, son ya 65, de los que 23 se han incorporado a la Red de Centros a lo largo del presente curso 2018-2019.

Carmen Olmedo ha estado acompañada del director provincial de Educación, y Deporte, y el alcalde de Argamasilla de Alba, , así como representantes de las de ambos centros