Albacete, 19 de febrero de 2020.- El , a través de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, va a trabajar con la y las nueve denominaciones de origen de vino de la región en un nuevo proyecto en el que se analizará el efecto del cambio climático en este cultivo leñoso y así “poder conocer la realidad actual y la previsión futura para el sector vitivinícola”.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha indicado a los medios de comunicación en Albacete, donde ha mantenido una reunión de trabajo con la DO Jumilla, encabezada por su presidente, y su vicepresidente, , y en la que ha estado presente, entre otros, el delegado provincial , encuentro en el que ha invitado a esta denominación a participar en esta iniciativa.

Arroyo ha destacado que en la región se cuenta ya con un viñedo muy adaptado, donde la mitad es de secano, con 250.000 hectáreas. De lo que se trata de “adelantarse al futuro” y, además, comprometerse, entre todos, con los objetivos de desarrollo sostenible ante este fenómeno, ha subrayado.

El consejero ha hecho referencia también a la importancia de la DO Jumilla, la única de las nueve en vino de Castilla- La Mancha que engloba a dos comunidades autónomas. Un proyecto colectivo entre comunidades autónomas “de esos que tanto necesitamos en nuestro país”.

En concreto, son seis municipios de la provincia de Albacete los que forman parte de la denominación (Ontur, Fuente Álamo, Montealegre del Castillo, , y ) y uno de la región de (Jumilla) y el 60 por ciento de la uva que se utiliza para elaborar el vino proviene de Albacete, contándose con 2.000 viticultores en su conjunto.

Además, entre otros asuntos abordados hoy, el consejero ha propuesto al presidente de Jumilla, a que celebren en Albacete una jornada de demostración “de la fortaleza” de la Denominación de Origen para que todas las empresas integradas en la denominación expongan sus productos en la ciudad.