El va a realizar durante esta legislatura el mayor esfuerzo de consolidación de empleo público de la historia del de Castilla-La Mancha (SESCAM) gracias a la aprobación de tres Ofertas Públicas de Empleo que suman un total de 4.647 plazas.

Así lo ha destacado hoy en rueda de prensa la directora gerente del Servicio de , , quien ha recordado que a las 1.030 plazas de la OPE de 2016, cuyos procesos selectivos concluyeron el pasado fin de semana, se suman las 2.204 plazas de la oferta que se aprobó en 2017 y las 1.413 que obtuvieron el visto bueno del el pasado 2 de octubre.

Leal ha indicado que esta última OPE se enmarca en la segunda fase del Plan de Impulso a los Servicios Públicos que puso en marcha el Gobierno regional en noviembre de 2015 con el doble objetivo de recuperar los estándares de calidad en la prestación de los servicios públicos que se merecen los ciudadanos de la región y blindar las plantillas de empleados públicos para que ningún Gobierno pueda en el futuro ajustar el presupuesto mediante el despido de funcionarios interinos.

“Los trabajadores del SESCAM saben muy bien de qué estamos hablando. Durante el período 2012-14 se produjo una enorme destrucción de empleo estatutario, llegándose incluso a amortizar en torno a 1.500 plazas en la plantilla orgánica, lo que unido al despido de más de 1.500 profesionales con nombramientos eventuales ponía al Servicio de Salud en la senda marcada por las plantillas horizonte”, ha lamentado Leal.

En este sentido, ha recordado que estas “plantillas horizonte”, diseñadas en la anterior legislatura, fijaban el número óptimo total de plazas del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha en 20.037, lo que suponía 5.752 plazas menos que en el año 2011, un 23 por ciento menos, “lo que hubiese situado a nuestro servicio público de salud en niveles del año 2005”.

4.647 plazas frente a 46

La directora gerente del SESCAM ha destacado que frente a las 4.647 plazas resultantes de las tres ofertas públicas de empleo aprobadas por el , durante la anterior legislatura tan solo se aprobó una, en el año 2014, con solo 46 plazas, y que ni siquiera se llegó a desarrollar.

La última Oferta Pública de Empleo aprobada, correspondiente al año 2018, contempla la convocatoria de un total de 1.413 plazas, que se distribuyen en 389 para personal facultativo, 355 para personal sanitario diplomado, 319 plazas destinadas a personal sanitario técnico y 350 para personal de gestión y servicios.

Según ha explicado Leal, estas plazas se acumularán a las 2.204 de la OPE de 2017, configurando una Oferta Pública de Empleo de 3.617 plazas, de las que 1.041 son de personal facultativo, 930 de personal sanitario diplomado, 776 de personal sanitario técnico y 870 plazas de personal de gestión y servicios.

En total, 65 categorías, algunas de ellas como las de Facultativo Especialista de Área de Cirugía Oral y Maxilofacial, Inspector Médico y Farmacéutico de Servicios Sanitarios y Prestaciones, o las del personal de tecnologías de la información y de pinche, que no habían sido convocadas nunca en la historia del SESCAM. La categoría con más plazas a convocar será la de Enfermería, con 820 plazas, el 22 por ciento del total.

A este respecto, la directora gerente del SESCAM ha indicado que dada la gran cantidad de categorías de las que se ofertarán plazas, la previsión es que las convocatorias se empiecen a producir a lo largo del primer semestre del próximo año.

Con el desarrollo de todas las Ofertas Públicas de Empleo aprobadas, la tasa de temporalidad en el sistema sanitario público regional se situará en torno al seis por ciento, muy lejos del veintitrés por ciento que había al inicio de la legislatura.

“Este Gobierno está convencido de que un profesional, con buenas condiciones laborales, con contratos estables y complementos fijos es un profesional más motivado y que, en definitiva, presta una mejor atención sanitaria”, ha concluido.