El ha recuperado en esta legislatura las ayudas para la prevención de incendios forestales también en los montes privados destinando un importe de 17,5 millones de euros, cuantía que servirá para ejecutar tratamientos selvícolas en estos espacios del medio natural que “nos benefician a todos porque son otra forma de prevenir incendios forestales”.

Así lo ha dado a conocer hoy el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, quien ha comunicado durante su comparecencia a petición propia en las Cortes de Castilla-La Mancha, que estas ayudas llegan tras una legislatura pasada en la que el anterior Gobierno “abandonó el Medio Ambiente y las políticas medioambientales”.

Con esta convocatoria, que ya se ha resuelto y que beneficiará a 600 titulares de explotaciones forestales, se contribuirá a la prevención de los incendios forestales “generando actividad para las empresas forestales de nuestros pueblos y creando empleo”, ha indicado Francisco Martínez Arroyo, quien ha recordado que “no vamos a parar en políticas medioambientales”.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno que preside ha sido el encargado de aprobar los primeros planes de defensa contra incendios forestales en zonas de alto riesgo por incendio forestal, en concreto, los de la y (Albacete), Sur (Ciudad Real), el de las Hoces de los Ríos Cabriel y (Albacete), así como los planes comarcales de las (Guadalajara) y de la ().

Además, ha resaltado Martínez Arroyo, se ha procedido a la declaración de interés general de estos trabajos, lo que permitirá actuar en terrenos particulares dentro de estas comarcas a partir de este año 2018, así como la aprobación del Plan Especial de Emergencia por Incendios Forestales de Castilla-La Mancha, un “hecho relevante no solo porque la revisión de este Plan debía haberse realizado en el año 2014, sino porque en el año 2013 se aprueba la nueva Directriz Básica de Planificación de Protección Civil de emergencia por incendios forestales que define, entre otras cuestiones, las situaciones operativas y un nuevo orden organizativo entre la y las Comunidades Autónomas, y era absolutamente necesaria la adecuación del Plan a esta norma que va a permitir mejorar la operatividad de la lucha contra el fuego”.

Estos son solo algunos de los ejemplos en materia medioambiental y de prevención contra incendios forestales en Castilla-La Mancha que el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha enumerado, un área donde “hemos pasado de cero a 100”, ha señalado el titular del área, respecto a la legislatura pasada.

En esta línea, ha resaltado la recuperación de las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales; la convocatoria de nuevas plazas de agentes medioambientales; el incremento de trabajadores de la empresa pública que ahora trabajan todo el año en materia de prevención de incendios forestales; la apertura de la o la restitución de actividades de educación ambiental para la sensibilización de las generaciones futuras.