(Cuenca), 13 de septiembre de 2018.- El es “referente” de la protección de la naturaleza y de los medios rurales “vivos”, un esfuerzo que se hace “entre todos” y que se apoya en iniciativas como la puesta en marcha de un Plan de Educación Ambiental que en este año está dotado de 1,5 millones de euros.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha participado esta mañana en la localidad conquense de Sisante en la suelta de cuatro ejemplares de búho real y un águila calzada que han sido devueltos a su hábitat natural después de varios meses de recuperación en el , en Cuenca.

En el acto, que ha tenido lugar en el paraje boscoso ‘Pozo La Olivilla’ entre los términos municipales de Tébar y Sisante, han estado presentes el alcalde de la localidad, ; la alcaldesa de Tébar, , representantes del de Agentes Medioambientales de la comarca; personal técnico del ; medio centenar de alumnos de Primaria y maestros del CEIP ‘Fernández Turégano’ de la localidad, así como el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y , .

Estos cinco ejemplares fueron localizados en El Provencio, San Clemente y , en el caso de los búhos reales; y en Motilla, en el del águila calzada a principios de año, y entraron en las instalaciones para su recuperación siendo aún pollos.

Martínez Arroyo ha destacado el trabajo fundamental a favor de la biodiversidad que se realiza en infraestructuras como el centro de Albaladejito y ha destacado que “estamos recuperando 2.000 aves en los centros de recuperación al año en la Comunidad Autónoma”, de las que el 53 por ciento “se están reintegrando en el medio natural, la mayor parte de ellas rapaces”.

Además, para que este trabajo se lleve a cabo es preciso contar con profesionales, por lo que Martínez Arroyo ha anunciado que se van a incorporar “50 nuevos trabajadores a los centros de recuperación de aves de Castilla-La Mancha en un esfuerzo importante del Gobierno en materia de empleo y en la recuperación de especies tan emblemáticas como ésta, tras una legislatura en la que no hubo inversiones a estos centros”.

Ayudas de 2,3 millones de euros para evitar electrocuciones de las aves

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha destacado además la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por la biodiversidad a través de diferentes iniciativas. Así, ha dado a conocer que Gobierno regional publicará el mes que viene una convocatoria dotada con 2,3 millones de euros para que las compañías eléctricas adapten los tendidos eléctricos, modificando apoyos, asilando conductores o mejorando la señalización visual de los cables, para evitar la electrocución de las aves.

Se trata, ha dicho, de una “gran apuesta” del Ejecutivo castellano-manchego por reducir las muertes por electrocución en Castilla-La Mancha con el objetivo, ha indicado Francisco Martínez Arroyo, “de recuperar la biodiversidad en una región como la nuestra”.

De esta forma, ha destacado que la política de acuerdos con los agricultores para retrasar las fechas de las cosechas, las ayudas para agricultores en zonas ZEPA, el impulso a los centros públicos de recuperación de aves o la adaptación de los tendidos eléctricos “contribuyen a la recuperación de la avifauna en la región”.

Como ejemplo del éxito de estas iniciativas llevadas a cabo por el Ejecutivo regional, el consejero ha destacado que en Castilla-La Mancha “se han superado ya en la región las 200 parejas de águilas imperiales ibéricas, lo que representa el 40 por ciento del total de ejemplares en el mundo”.

Los límites del Júcar y el Guadiana, en beneficio de La Grajuela

A preguntas de los medios, el consejero ha valorado también la publicación en el Boletín Oficial del Estado la delimitación de los ríos Júcar y Guadiana. Así, ha destacado que en esta zona que pertenece a la Denominación de Origen ‘Ribera del Júcar’, “a partir de ahora esa parte que estaba en discusión sobre si era de una cuenca o de otra va a estar adscrita a la del Júcar”.

Eso, ha incidido, “va a permitir modernizar un regadío, incrementar las hectáreas de regadío social en La Grajuela, que va a beneficiar a los todos agricultores en la zona y que va a recibir ayudas del Gobierno regional a través de la convocatoria para las comunidades de regantes que quisieran transformar o modernizar su regadío”.

Martínez Arroyo ha recordado que esta noticia ha llegado ahora, “después de tres años”, y ha sido gracias a la decisión del actual Gobierno y del , lo que va a permitir que se siga generando riqueza y va a ayudar a los agricultores y a quienes han decidido vivir en nuestros pueblos”, ha concluido.