Según ha informado el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, el acuerdo ha sido suscrito por la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo de la , y el secretario de Estado de Política Territorial, , u prevé la transferencia de esta partida antes del 14 de noviembre.

El , que dirige y gestiona la , se compromete a su vez a aplicarla antes de la finalización del ejercicio de 2018.

El objetivo es “reforzar la actuación de las Unidades de Coordinación y las Unidades de Violencia sobre la Mujer de las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno y Direcciones Insulares relativas a la concienciación y sensibilización en materia de violencia contra la mujer, especialmente a través del desarrollo y de su participación en campañas de información, sensibilización y prevención, tanto en violencia de género como en materia de trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual y otras formas de violencia contra la mujer, así como a través de la difusión y distribución de material asociado a las campañas”.

Además, el Ministerio ha detallado que se prevé que las unidades de violencia colaborarán y, en su caso, promoverán actuaciones para la formación y especialización de profesionales que intervienen, desde sus respectivos ámbitos de actuación, en las situaciones de violencia de género. De este modo, especialmente, fomentarán el conocimiento de los recursos estatales existentes en el territorio para la atención a las víctimas de violencia de género.

En la actualidad, existen 67 unidades de Violencia sobre la Mujer: 19 Unidades de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer en las Delegaciones del Gobierno; 41 Unidades de Violencia sobre la Mujer en las Subdelegaciones del Gobierno y siete Unidades de violencia sobre la Mujer en las Direcciones Insulares.

Sus principales actuaciones son el seguimiento y coordinación de los recursos y servicios de la para la atención de las situaciones de violencia de género en el territorio; colaboración con las administraciones autonómicas y locales competentes en esa materia; seguimiento personalizado de cada situación de violencia de género; actuaciones en relación con las víctimas mortales por violencia de género; participación en las campañas de información, sensibilización y prevención y promoción y colaboración en la formación y especialización de profesionales.