El Gobierno de Castilla-La Mancha ha publicado hasta la fecha 15 órdenes de ayudas y subvenciones que priorizan los proyectos que provengan de zonas de la región con problemas de despoblamiento o declive socioeconómico. Así lo ha señalado el director general de Planificación y Coordinación, Alejandro Alonso, que ha destacado que el Gobierno de Castilla-La Mancha es actualmente el único que en este momento tiene una estrategia transversal de lucha contra el despoblamiento.

Dicha estrategia se concreta en la existencia en la región de zonas denominadas de Inversión Territorial Integrada lo que significa, en palabras de Alejandro Alonso, “que los fondos europeos que pone a disposición de las regiones puedan utilizarse priorizando este problema”.

De este modo, el Gobierno regional “obliga a que cualquier Consejería, Dirección General u organismo gestor de fondos europeos establezca en sus convocatorias una baremación que permita primar los proyectos que provengan de zonas con problemas de despoblamiento”, ha explicado el director general, al tiempo que ha añadido que, hasta la fecha, son 15 las convocatorias publicadas con este condicionante, de áreas tan diferentes como el autoempleo, la mejora de la productividad, la innovación, la mejora de regadíos o el desarrollo rural, entre otros.

A la hora de baremar estos proyectos, el hecho de que provengan o tengan como destino un área con problemas de despoblamiento o declive socioeconómico hace que dichas propuestas tengan entre 20 y 30 puntos más que las de otras zonas y, una vez aprobado, puede tener hasta un 20 por ciento más de ayuda.

“Lo que tienen que saber los empresarios o emprendedores es que si quieren invertir en una zona despoblada, su proyecto va a tener ayuda, y de mayor cuantía que si lo hace en otras zonas”, ha afirmado Alejandro Alonso, que ha añadido que desde el Gobierno regional “estamos poniendo en marcha todos los mecanismos para garantizar que no se quede sin ejecutar ningún proyecto que pueda generar desarrollo en una zona despoblada”.

El director general de Planificación y Coordinación ha reconocido que revertir el proceso de despoblación es complicado y ha puesto de manifiesto la importancia de que existan estrategias trasversales por parte de todos los actores que pueden contribuir a paliar este fenómeno.

Por esta razón, ha instado al y a la Unión Europea a poner en primera línea la lucha contra la despoblación, “que no puede estar olvidada en las estrategias de planificación económica, como lo está actualmente”, y ha pedido a ambas administraciones “prioridad y políticas específicas” para esta materia.

Alejandro Alonso se ha expresado así durante su participación en la mesa redonda ‘Repoblación versus Despoblamiento’, con la que han concluido las XIII Jornadas de Castilla-La Mancha sobre Investigación en Archivos, organizadas por el Archivo Provincial de Guadalajara y que han reunido en este lugar durante tres días a expertos en la materia para abordar las causas, consecuencias y alternativas a la despoblación.