El Gobierno regional aprobará en fechas próximas un nuevo lote de 21 actuaciones dentro del Plan de Infraestructuras Educativas que serán licitadas en el segundo trimestre del año, y que supondrá una inversión total de 21,5 millones de euros, a las que seguirán en el tercer y cuarto trimestre otras 15 obras más.

Así lo ha anunciado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, durante su comparecencia en la Comisión de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha destacado que con la autorización de esas obras previstas para los próximos meses, se culminará en este ejercicio la licitación de todas las obras previstas en el Plan de Infraestructuras. Un Plan que contempla ya 109 actuaciones de obra mayor y todas terminadas o en algún estado de ejecución. Supondrá una inversión cercana a los 100 millones de euros.

Felpeto ha explicado la inmediata autorización de 21 obras más, cuyos proyectos están ya redactados, como dos colegios en la ciudad de Albacete o la adaptación de un edificio para el , que se sumarán a las 23 obras aprobadas a comienzos de año que están ya en proceso de adjudicación o, incluso, ya a la espera de firma de contratos.

Ha recordado en su intervención que los objetivos del Plan son dos: “el prioritario, eliminar las aulas prefabricadas que quedaron instaladas en la pasada legislatura, y el de reformar instalaciones obsoletas, completar los centros con instalaciones deportivas o de servicios complementarios necesarias, y mejorar la eficiencia energética de los centros”.

Por ello, ha comentado que no sólo son grandes actuaciones las previstas, “también tenemos comprometidas partidas importantes a las pequeñas obras de mejora y reforma, conocida como RAM. Y que en muchos casos ayudan a prevenir y evitar actuaciones mayores futuras”.

El consejero ha repasado la evolución del Plan desde su aprobación, “en 2016 dedicamos ocho millones de euros al gasto de inversión en infraestructura educativa, para la fase inicial de la ejecución del Plan; en 2017, y pese al parón que supuso la falta de aprobación en tiempo de los presupuestos, pudimos dedicar 14 millones; y en 2018, hemos presupuestado 25 millones”.

“Unos datos que son más que un número, son una realidad y así se está viendo en las localidades y centros donde se ha actuado, se está actuando y se actuará. Tenemos ya 29 actuaciones del Plan terminadas, y tenemos 21 más en ejecución, o que van a comenzar en unos días, como es el caso de Villagarcía del Llano o Quintanar del Rey”, ha resaltado.

Igualmente, ha recordado que “el Plan de Infraestructuras educativas que se aprobó en septiembre de 2016, se comenzó a elaborar nada más llegar al Gobierno, en julio de 2015, porque existía una evidente necesidad de construir y mejorar las infraestructuras escolares, tras cuatro años de poca dedicación a este importante factor de calidad educativa, durante los cuales, sólo terminaron ocho centros educativos, que ya estaban en ejecución en 2011”.

A este respecto, ha señalado que en 2011 se dejaron 157 obras preparadas: 50 en ejecución, 41 ya licitadas o en proceso, y 66 con proyectos para iniciar el proceso. De esta planificación, sólo se terminaron ocho centros y 16 actuaciones mayores.

“Esta ausencia de inversión nos llevó a que en el inicio del curso 2015-16 nos encontráramos con 161 aulas prefabricadas y sin previsión de eliminarlas. Este Gobierno se puso en marcha rápidamente en la elaboración de un Plan de Infraestructuras que desde el principio y como hemos repetido es un plan vivo”, ha expresado.

En septiembre de 2016 el Plan contenía 70 infraestructuras educativas, entre nuevos centros, ampliaciones, reformas, instalaciones deportivas o comedores, y hoy son un total de 109 infraestructuras, con un presupuesto de cerca de 100 millones de euros.

Cierre de centros

Por otra parte, Felpeto ha informado en la Comisión sobre el cierre de centros educativos a petición del PP, y a este respecto ha señalado que si no hay alumnado no pueda haber centros y la causa de lo primero son claras, en muchos casos, y tienen que ver con el criterio de zona única en la admisión fijado por el anterior Gobierno, lo que provocó la pérdida de alumnado en muchos centros.

Asimismo, ha recordado en torno a la escuela rural, que en la anterior legislatura se cerraron 70 y tras la llegada al con el compromiso de abrir una escuela rural con cuatro escolares a partir de 2015 se ha permitido abrir 22 escuelas.

Y en este sentido, ha lamentado que la pérdida de población con hijos y el hecho de que algunos de los alumnos y alumnas que estaban en los colegios rurales hayan pasado a Secundaria, ha motivado que en algunos casos se hayan quedado con menos de cuatro escolares y hayan tenido que cerrar después de su reapertura, no obstante ha reiterado el compromiso de abrir aquellos colegios que tengan cuatro escolares y que cuando exista el consenso de la comunidad educativa.