El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha reiterado el compromiso del Gobierno regional con las figuras de calidad de Castilla-La Mancha, a su juicio, “la mejor tarjeta de presentación en el mundo”. Y ha recordado que “cada vez que exportamos un vino embotellado estamos generando hasta cinco veces más riqueza que cuando sale un vino sin indicación geográfica protegida, por lo que ha instado a aumentar la apuesta por los vinos con DO”. Unas declaraciones que ha realizado, minutos antes de asistir al l primer Congreso de las Denominaciones de Origen Vinícolas Europeas, organizado por la (EFOW).

El consejero de Agricultura ha calificado de “espectaculares” las cifras de comercio exterior de Castilla-La Mancha, “más de 5.200 millones de euros de exportación en toda la economía productiva de la región y 1.800 millones de euros -el 35 por ciento- proceden de la industria agroalimentaria. Particularmente, “solo el vino representa el 13,5 por ciento del total de lo que exporta Castilla-La Mancha”. Es decir, el vino es un sector “imprescindible” para el crecimiento económico y el futuro de la región y para ello es necesario vincular el origen del vino al lugar donde se produce.

En este sentido, Martínez Arroyo ha recordado la estrategia del con el sector del vino para incrementar el PIB autonómico en los próximos años, “apostando por el incremento de la exportación de vino con denominación”. En ese objetivo final de alcanzar los “2.500 millones de euros” de facturación tienen que participar las nueve denominaciones de origen de Vino de Castilla-La Mancha, ha señalado el consejero, quien ha advertido que “no lo vamos a conseguir si no hay una apuesta decidida de los viticultores y de las bodegas por las denominaciones de origen”.

I Congreso de EFOW en

En el congreso, en el que se dan cita 26 representantes de 14 denominaciones de origen españolas, en una de las delegaciones más numerosas de los países participantes (España, Italia, Francia y Portugal), el consejero ha dialogado con el presidente de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) y vicepresidente de EFOW, , así como con el representante del de la DO Rioja y el gerente de la DO Valdepeñas, , ambos miembros de la junta directiva de la Conferencia Española.

Para el consejero “este congreso europeo es una pieza importante en esa apuesta por las denominaciones de origen pero hay que hacer muchos más” y, sobre todo, “tienen que convencerse la bodegas y los viticultores de nuestra región”, ha reiterado.

El objetivo principal de este encuentro europeo es arrojar luz sobre el sector vitivinícola, puesto que según EFOW, el sector del vino, en comparación con otros sectores agrícolas, es muy eficiente y una parte importante de sus operadores ha invertido en políticas de calidad. “La imagen positiva del vino, la amplia variedad de productos, la vitalidad del tejido económico y los fondos europeos hechos a medida le han permitido al sector reestructurarse y posicionarse en el mercado internacional, entre otras cosas”, algo en lo que ha coincidido el titular de Agricultura en Castilla-La Mancha.

Por último, el consejero ha manifestado que “la viticultura de la región es plenamente competitiva y se encuentra en una posición de primer orden en cuanto a variedades y métodos de cultivo, tecnología enológica, calidad de los vinos y relación calidad-precio, con casi 450.000 hectáreas plantadas de viñedo”. Por tanto, el sector vitivinícola es “uno de los grandes patrimonios de Castilla-La Mancha, tanto por su importancia económica como social”, teniendo en cuenta que “el viñedo y los procesos industriales que se derivan de la transformación de la uva, constituyen la principal actividad económica en numerosas comarcas de la región, en las que, además, el viñedo constituye una magnífica herramienta para la vertebración del territorio, la cohesión social y la conservación del medio ambiente y de la biodiversidad”, ha concluido.

Reunión de la AREV

Posteriormente, Martínez Arroyo ha mantenido una reunión en representación de la Vitivinícolas (AREV) en la que está al frente el presidente de Castilla-La Mancha, , para avanzar en la planificación de la agenda de 2018 y definir la posición de la organización sobre la propuesta de reforma de la PAC que va a presentar la próxima semana.