El vicepresidente primero del Gobierno regional, , ha destacado hoy en Guadalajara la apuesta del Ejecutivo autonómico por “devolver a los montes la rentabilidad que tuvieron hace decenas de años” a través de la Estrategia de Biomasa de Castilla-La Mancha.

Martínez Guijarro, que ha asistido a la presentación del proyecto ‘Red de Calor de Guadalajara’ impulsado por la empresa soriana , ha subrayado que esta Estrategia tiene como uno de sus “puntos de anclaje” la valorización energética de la biomasa, fundamentalmente para la generación de calor y agua caliente.

El Gobierno regional quiere impulsar el sector primario asociado al aprovechamiento con usos energéticos de la biomasa de nuestros montes, desarrollando una cadena de valor basada en la gestión sostenible de los bosques asociada a la creación de empleo en las zonas rurales y al mismo tiempo, contribuir a la mitigación de los efectos del cambio climático.

Para ello, el Ejecutivo del presidente está llevando a cabo cambios de calderas de biomasa en edificios públicos como centros educativos y sanitarios.

También con este objetivo, el Gobierno regional colabora en el desarrollo del proyecto ‘Red de Calor de Guadalajara’, que suministrará calor desde los montes de la provincia a más de 6.000 personas de la capital. Además, Rebi tiene prevista la instalación de una planta de astillado en Alcolea del Pinar, a mitad de camino entre la y el Señorío de .

“Estamos seguros de que este proyecto va a ser reproducido en otros lugares de Castilla-La Mancha, porque cierra bien el circulo de generación de empleo estable y contribución a la lucha contra el cambio climático”, ha dicho el vicepresidente primero.

Red de calor de Guadalajara

Se trata de la cuarta red de calor en una ciudad castellano-manchega y se compone de un total de 28 MW de potencia, cuatro calderas de 7 MW cada una que darán calor para el servicio de calefacción y agua caliente sanitaria a través de energía térmica de biomasa a los vecinos además de edificios públicos y no residenciales.

El consumo previsto del conjunto de la red es de 100.000.000 kWh anuales y 25.000 toneladas de astilla al año. De esta forma, Guadalajara reducirá sus emisiones de CO2 a la atmósfera en 15.000 toneladas anuales. Además, el mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 60 empleos directos e indirectos.

La empresa ha comenzado ya los estudios de los edificios susceptibles de conexión a la Red de Calor que forman parte de una alta concentración de instalaciones centralizadas que utilizan gas y gasóleo como combustible en la ciudad, y cuya antigüedad está entre los 30 y 40 años.

Al acto de presentación ha asistido también el delegado de la Junta en Guadalajara, ; el director general de Coordinación y Planificación, ; el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, ; el promotor de la Red de Calor de Guadalajara, ; y el alcalde de la ciudad, .