Las Consejerías de Bienestar Social y Sanidad han reconocido la labor que realiza los familiares de las personas diagnosticadas de Alzheimer desde las distintas asociaciones que existen en la provincia de Albacete.

Así lo ha trasladado la directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma y la directora provincial de Sanidad, que han recordado las palabras del presidente de Castilla-La Mancha, : “Tened muy presente, que en ese trabajo, tenéis a un aliado en el Gobierno regional”.

Desde el año 1994, y a iniciativa de la (OMS), se conmemora hoy el Día Mundial del Alzheimer, que en esta ocasión está centrando el lema en la persona afectada con un muy acertado “Sigo siendo yo”.

Coloma ha recordado que más de 5.000 personas en Castilla-La Mancha, de ellas un millar de la provincia de Albacete están afectadas por Alzheimer, y ha recordado los 4 programas que el Gobierno regional financia a las Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFAS) y los 15 Servicios “Mejora T” que gestionan estos colectivos (6 en la provincia de Albacete), dentro de un modelo de “atención especializada y personalizada”.

En concreto, las AFAS de la provincia son (AFA Albacete, AFA Hellín; AFA La Roda; AFA Caudete; AFA Sierra del Segura y AFA Villarrobledo), reciben 94.340 euros de estos Servicios Mejora T para un total de 100 plazas.

La directora provincial de Bienestar Social ha reiterado que el Programa “Mejora T” es un servicio de promoción de la autonomía personas dirigido a personas en situación de dependencia de Grado I, que cuenta con profesionales especializados.

La Consejería de Bienestar Social destina a través de las subvenciones a las asociaciones de afectados y familiares de alzheimer en la provincia de Albacete, un total de 145.000 euros, además de otros acuerdos marcos con estas asociaciones.

En nuestra región unas 54.000 personas sufren los efectos de la enfermedad, siguiendo la misma tendencia ascendente que a nivel nacional. En España hay más de un millón de personas de toda clase y condición están afectadas por la enfermedad, y alrededor de tres millones y medio sufren sus consecuencias. Se diagnostican aproximadamente 150.000 nuevos casos al año y la tendencia se agrava con la edad, afectando al 7 por ciento de los mayores de 65 años y al 50 por ciento de los mayores de 85 años.