El vicepresidente primero del , José Luis Martínez Guijarro, ha avanzado hoy que el Gobierno regional pondrá en marcha este año una nueva vivienda para seis personas con discapacidad intelectual en Albacete, que estará gestionada por ASPRONA.

El vicepresidente primero ha anunciado que desde Gobierno regional “vamos a seguir respaldando al movimiento asociativo, en concreto a ASPRONA, incrementado los servicios que prestamos a través de esta asociación”, con la puesta en marcha de “una nueva vivienda para atender a seis personas con discapacidad intelectual, tuteladas por la Comunidad Autónoma”, con las que ahora van a trabajar desde esta entidad “en un proceso de autonomía personal”.

Martínez Guijarro, que ha asistido hoy en la capital albaceteña a la gala organizada con motivo del 55 aniversario de esta entidad, ha recordado que este nuevo recurso se suma a otros iniciados también este año en colaboración con ASPRONA como son un servicio de capacitación con 75 plazas y un nuevo recurso de atención temprana en la Sierra de Alcaraz que atenderá a 25 familias con niñas y niños con dificultades en el desarrollo.

Durante su intervención, ha destacado el trabajo que realiza esta entidad para garantizar los derechos de las personas con discapacidad, su pleno desarrollo personal y su inclusión social a través de su red de centros en la provincia de Albacete, en los que atiende a más de 1.200 usuarios.

Convocatoria de entidades de discapacidad

Del mismo modo, el vicepresidente primero del Ejecutivo autonómico ha destacado que el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica mañana una convocatoria de ayudas por importe de 46.5 millones de euros, un 10 por ciento más que en 2017, y que incorpora como novedad que “a partir de 2018 las asociaciones tendrán pagos mensuales por los servicios que prestan”, con lo que el Gobierno regional va a “contribuir a estabilizar el normal funcionamiento desde el punto de vista financiero de estas asociaciones”.

Para Martínez Guijarro esta es una mejora que el movimiento nos viene pidiendo desde hace tiempo y que se va a hacer realidad a partir de enero, con lo que “no van a tener que pedir préstamos o pólizas de crédito para poder financiar los servicios que están prestando a las personas con discapacidad”, ha asegurado.