El Gobierno regional dotará al Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha (), con sede en la ciudad de Cuenca, de un que será referencia a nivel nacional y que ahondará en el estudio, conservación y divulgación de los tesoros paleontológicos de la región.

Así lo ha avanzado el presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page , durante la inauguración de la tercera fase del Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha (MUPA) que se ha celebrado este miércoles en Cuenca; un acto en el que también han participado, entre otros, el vicepresidente primero del Gobierno autonómico, ; el consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto; el presidente del la Ciudad de Cuenca, ; el delegado de la Junta de Comunidades en la provincia, ; el viceconsejero de Cultura, ; y el director del museo, .

El presidente regional ha detallado que el nuevo de Castilla-La Mancha, que se ubicará en un edificio adyacente al propio MUPA, supondrá una inversión de entre 5 y 6 de millones de euros de fondos de para la de Educación a Distancia (UNED); un instituto de alta especialización que reforzará “la apuesta paleontológica que estamos haciendo, cultural y científica, en Cuenca” y que supondrá, asimismo, la creación de entre 15 y 20 puestos de trabajo.

Una iniciativa que, tal y como ha explicado García-Page, tiene que ver con la filosofía “de no parar” que caracteriza al actual y que, al mismo tiempo, guarda relación con la finalidad de “darle envergadura al proyecto científico” del museo y proporcionarle sostenibilidad como conjunto.

Plan Regional de Biomasa

Al hilo de estas declaraciones, el presidente autonómico ha valorado las diferentes actuaciones que el Gobierno de Castilla-La Mancha viene desarrollando, tanto a nivel regional como en el caso concreto de Cuenca y su provincia, desde el inicio de la legislatura y que, pasados ya dos años, comienzan a materializarse. En este sentido se ha referido a la reconstrucción de servicios públicos como la sanidad o la educación, o la decidida apuesta que el Ejecutivo viene realizando por fomentar la figura de Cuenca como capital regional de la cultura.

Un conjunto de actuaciones que funcionan a modo de “puzle” que “ya empieza a encajar” y entre los que se encuentra el Plan Regional de Biomasa, que será aprobado por el Consejo de Gobierno el próximo 22 de enero, y que beneficiará especialmente a la provincia de Cuenca.

Una estrategia que, ha apuntado el presidente regional, pasa por aprovechar nuestra riqueza forestal de manera sostenible al mismo tiempo que se fomenta su aprovechamiento económico a través de iniciativas empresariales y de negocio, y que involucrará a la propia Administración regional con el uso de biomasa en edificios públicos, como hospitales y centros educativos.

Almadén y Talavera en La Vuelta 2018

En este mismo contexto, ha valorado el buen comportamiento que han venido mostrando a nivel turístico tanto Castilla-La Mancha como Cuenca durante el pasado 2017; un año que, a falta de la confirmación de los datos del mes de diciembre, se consolida como el mejor ejercicio de la historia de la región en cuanto a pernoctaciones.

Unos resultados que, en el caso de Cuenca, han venido de la mano de iniciativas de todo tipo, sobre todo culturales y deportivas, como La Vuelta Ciclista a España. Un éxito, ha adelantado García-Page, que se hará extensible próximamente a Talavera de la Reina (Toledo) y Almadén (Ciudad Real), ciudades que servirán de escenario en 2018 para esta competición deportiva, con el patrocinio de la Junta, y cuyo recorrido oficial será presentado públicamente este fin de semana por parte de sus organizadores.

El MUPA duplica su espacio expositivo

El presidente de Castilla-La Mancha ha realizado una visita a las diferentes actuaciones que se han realizado con cargo a la tercera fase de desarrollo del Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha, de la mano del director científico del MUPA, .

García-Page ha felicitado a todas aquellas personas que han trabajado en la consecución de este proyecto “de alcance nacional” y que, al mismo tiempo, “va a ser una referencia en el sector”.

Las actuaciones de esta tercera fase del MUPA han supuesto una inversión de unos 900.000 euros, financiados por el Gobierno regional y el Consorcio de la Ciudad de Cuenca, y duplica el espacio expositivo con que contaba hasta la fecha este centro museístico.

Gracias a las acciones realizadas, los yacimientos de Lo Hueco y Las Hoyas cuentan con áreas temáticas diferenciadas, mientras que los lagos oligocenos de la provincia de Cuenca y la fauna ciudadrealeña del Mioceno superior e inferior conquense se encuentran referenciados, como parte de la enorme diversidad del registro castellano-manchego.

Asimismo, se han reordenado los contenidos del resto de dependencias y se ha mejorado el sistema de iluminación y control de temperatura y humedad de los espacios expositivos, garantizando así la óptima conservación de los restos arqueológicos expuestos.