El Gobierno regional y el con Discapacidad, CERMI Castilla-La Mancha, suman esfuerzos a través de la aplicación de medidas y la inversión de recursos con el objetivo de prevenir la violencia hacia las mujeres y niñas con discapacidad.

Así lo ha puesto de manifiesto una vez más la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno castellano-manchego, Blanca Fernández, en el transcurso de la II Jornada Regional ‘Di no a la violencia de género contra las mujeres y niñas con discapacidad. Contra la violencia de género, la solidaridad de número: Junt@s lo conseguiremos’, celebrada en .

Fernández ha dado especial importancia a la celebración de jornadas como estas en las que “el Gobierno regional tiene la posibilidad de estar en contacto con el CERMI y con las personas con discapacidad para mejorar, implementar mejor las medidas y resetear la acción política para adaptarnos a la realidad y ser útiles a la ciudadanía”.

Además, la consejera ha valorado los recursos asistenciales y de acogida que ofrece la Junta de Comunidades, como los centros de atención y valoración integral, un espacio que ofrece atención permanente para mujeres víctimas de violencia de género con problemáticas asociadas, sin olvidar el acceso preferente a la vivienda de protección pública a las mujeres víctimas de violencia de género con discapacidad reconocida de al menos el 33 por ciento, en caso de precariedad económica. Además, esa vivienda debe estar adaptada a sus necesidades; así como la incentivación de la contratación de mujeres con discapacidad.

Blanca Fernández también ha agradecido en nombre del la invitación a esta Jornada en la que, además de entregar el cupón emitido por la ONCE con motivo del Día Internacional para la eliminación de la Violencia Contra las Mujeres a la Consejería de Igualdad por parte de la presidenta del CERMI C-LM y su Comisión de Mujer, , se ha procedido a la lectura del manifiesto conmemorativo elaborado por este mismo motivo y se han organizado una mesa redonda, un taller y una dinámica de reflexión de grupos de trabajo.

Políticas de prevención

En el presente año, el Gobierno regional ha destinado 175.000 euros a diferentes políticas de prevención de la violencia de género hacia las mujeres con discapacidad y a la lucha contra la discriminación múltiple. Una cantidad que ha permitido al impulsar varios proyectos para este fin preventivo de la violencia de género, dirigidos a personas con discapacidad.

Entre ellos se encuentran el dirigido a la prevención del abuso y la violencia sexual a mujeres con discapacidad intelectual, así como a que puedan vivir su sexualidad de una forma plena y satisfactoria con la intención de conseguir el desarrollo psico-afectivo-sexual facilitando procesos de empoderamiento individual y social de mujeres y jóvenes con discapacidad intelectual; las buenas prácticas y herramientas para que el cumplimento de los derechos de igualdad de las personas con discapacidad puedan ejercerse en una sociedad de pleno derecho; la comunicación sin barreras consistente en prevenir la violencia de género en todas sus manifestaciones, atendiendo a las dificultades de comunicación que pueden impedir su detección y denuncia; o talleres en los que se combinan contenidos teóricos y prácticos, con una duración de una hora, donde se trabajará la autoestima, el liderazgo, la comunicación y la violencia de género, mejorando el empoderamiento de la mujer.