La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha explicado que a través de la de la Consejería de Fomento se va a solicitar a la (CHT) el poder ofrecer una alternativa con criterio técnico para la marcación de las estaciones de aforo. “Aunque no le digamos a los técnicos de la CHT dónde tienen que ponerlo, sí que vamos a trasladar nuestro criterio técnico de la considerando dónde realmente se marca el estado del río”, ha comentado, al tiempo que se ha referido a la diferencia de poner estos sistemas de medición en el medio del caudal que un brazo del río.

García Élez ha hecho estas declaraciones tras la reunión que ha mantenido con el presidente de la CHT, , y donde ha estado acompañada por el director gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, . La responsable de Fomento ha agradecido la recepción y el cambio de actitud después de que “no se nos había dado esta posibilidad con el presidente anterior”.

La consejera de Fomento ha trasladado también la necesidad de cambiar las reglas de explotación sobre las ya existentes para “garantizar de verdad los caudales ecológicos”, y aunque las han recogido como “lógicas”, ha señalado que “necesitan del amparo legal para ponerlas en práctica”.

Según ha declarado la titular de Fomento del Gobierno regional “el caudal mínimo recogido en el Plan Hidrológico del Tajo no es ecológico”, por lo que ha instado a “hablar del estado real del río, que no es el que marca el Memorándum, una ley que lo que ha hecho es hipotecar al río Tajo condenándole a ser una cloaca” a su paso por ciudades como Talavera de la Reina o .

En el análisis sobre este punto, ha añadido que “al final es tener valentía en las decisiones y aunque no vaya a gustar en todos los territorios, nosotros como Gobierno autonómico también lo sufrimos; por eso, hay que garantizar, sobre todo, el caudal ecológico para que el río sea precisamente un río, y no una tubería que está condicionada al trasvase”.

“Nosotros vamos a seguir peleando contra este ataque que sufre Castilla-La Mancha con la aplicación del Memorándum, una ley que fue aprobada a espaldas de los intereses de la región por la anterior presidenta y, aunque legal, no deja de ser inmoral y algo que no podemos aceptar como Gobierno regional”, ha expuesto. Igualmente, ha apostillado que “esperamos que este cambio de actitud y de talante pueda dar pie a la CHT a poder modificar estas reglas”.

El otro problema que arrastra el río Tajo lo vive en su tramo Medio donde sufre el problema de la contaminación debido a los vertidos que recibe de su afluente el Jarama. Por eso, ha aseverado que este asunto se debe abordar desde la CHT “exigiendo que no solo traslade la multa a aquellas comunidades que no estén haciendo un trabajo correcto en materia de depuración, sino que lleven a la práctica la realidad de que no puede ser que el Jarama esté contaminando las aguas del río Tajo”. En este sentido, García Élez ha pedido al presidente de la CHT “ir más allá”, porque “no nos sirve que se pague cuando lo que se vierte es un agua contaminada al río”. Para ello, ha instado a “buscar una solución para que esta agua, que llega al río en mayor proporción que la desembalsada desde la cabecera, no llegue contaminada al Tajo Medio”.

También los pequeños ayuntamientos reciben sanciones por problemas de depuración, un asunto en el que la consejera de Fomento ha pedido “más sensibilidad” a la CHT, al tiempo que ha señalado que este hecho se va a ir subsanando con el programa de depuración 100 por 100 que está finalizando la Agencia del Agua.

En otro orden de cosas, se han abordado las obras pendientes en materia de abastecimiento que dependen del Plan Hidrológico actual, como por ejemplo la conexión Sorbe-Bornoba, aunque el Gobierno regional ha garantizado el abastecimiento con la conexión que ha realizado Alcorlo-Mohernando.

Asimismo, se ha puesto sobre la mesa la situación vivida en la localidad toledana de Cebolla, a lo que desde la CHT se ha asegurado que “están trabajando en un estudio de aguas arriba para buscar soluciones y evitar nuevos destrozos si se vuelven a repetir una tormenta así”. También la localidad de Cobisa, Toledo, sufrió perjuicios por las lluvias. En ambos casos, la Consejería se ha marcado con la Confederación la propuesta de trabajar de manera coordinada para alcanzar la más pronta solución.