La consejera de Fomento, , ha calificado a los dirigentes de Murcia y del Levante como “insaciables”, considerando que se avecinan “unos meses de verano duros” por la lógica histórica de disminución de precipitaciones y otras consecuencias del cambio climático para Castilla-La Mancha.

La consejera ha hecho estas declaraciones ante la posibilidad que han manifestado desde Murcia y el Levante de pedir que se aumenten de 20 a 38 los hectómetros cúbicos trasvasables en los meses que ya se ha aprobado el trasvase triple, de abril a junio a razón de 20 hectómetros cúbicos por mes, una vez que se han superado los 645 hectómetros en cabecera y que según el Memorándum lo sitúan en el nivel 2.

García Élez ha respondido ante esta hipotética situación señalando “¿cómo puede ser que todavía no se haya completado el primer trasvase y pidan más?”. Del mismo modo, ha recordado que “hace un mes nos encontrábamos con los pantanos en situación de emergencia y, a día de hoy, todavía con un porcentaje acumulado todavía irrisorio para cómo deberían estar los embalses”.

En este sentido, la titular de Fomento del Gobierno regional ha lamentado que “siempre sigan pidiendo agua del mismo sitio sin darse cuenta ni tener en cuenta que hace unos meses nuestros regantes, los del Alberche o los de la zona de Guadalajara, tenían restricciones para regar u otros problemas en sistemas tan importantes como el de Picadas, con 300.000 habitantes afectados, con un riesgo serio de abastecimiento”.

Agustina García Élez ha señalado a los meses de verano que están por delante afirmando que “somos conscientes de que el cambio climático está ahí; nos van a quedar unos meses muy duros y lo que hay que decir a esos dirigentes que son insaciables es ¿qué va a ocurrir cuando en la zona de los pantanos de cabecera, los pueblos ribereños y otras zonas de Castilla-La Mancha volvamos a tener problemas de restricciones? ¿van a devolvernos esa agua, van a ser ellos, que tienen esa alternativa de las desaladoras los que nos van a enviar agua a esta región? Saben perfectamente, como yo, que eso no va a ser así”.

El PP votó en contra de la resolución para que haya agua para todos

En referencia al último pleno en las Cortes regionales, Agustina García ha recordado que “el Gobierno regional y el propio presidente defienden cada vez que pueden a esta tierra en materia de agua. Así, ha expresado que la resolución que se presentó la semana pasada “no tuvo la unanimidad que nos hubiera gustado por parte de todos los grupos políticos. Una vez más, el PP se puso en contra de apoyar una resolución que lo que venía a decir era que haya agua para todos, pero que en aquellos sitios donde haya una alternativa, como en Levante con las desaladoras, que se ponga a funcionar”.

Igualmente, ha dicho que si el problema es el tema del coste del agua, pues “busquemos un punto de entendimiento. Lo que hay que tener claro es que allí tienen una alternativa y aquí no”, recordando que la única opción que le queda a Castilla-La Mancha es que llueva, aunque “el problema es que cada gota que cae se va al Levante”.

Para finalizar, la considera ha aseverado que “cuando todavía hay trasvases aprobados y sin ejecutar el primero, quieren pedir más”, por lo que ha defendido que “ése no es el camino; el Gobierno regional va a defender los intereses de Castilla-La Mancha”, así como la opción del mar y la desalación para Murcia y Levante como alternativa, que también señala la Unión Europea, porque “mirar siempre al agua del trasvase no deja de ser un error de los murcianos”.