, 1 de abril de 2017.- El Gobierno regional ha puesto en marcha la de Castilla-La Mancha con la organización de sus primeros talleres dirigidos a personas con diabetes tipo 2 y cuidadores de la Zona Básica de , impartidos por un paciente experto y coordinado por dos profesionales de Atención Primaria.

El objetivo de esta iniciativa promovida por la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General y Humanización de la Asistencia Sanitaria, es crear una red de formadores que transmitan sus experiencias y conocimiento a otros pacientes que tienen su misma patología, haciendo posible así la capacitación e implicación de las personas con una enfermedad crónica y sus familiares para mejorar su salud y calidad de vida.

La Escuela de de Castilla-La Mancha se está desarrollando a través de dos tipos de talleres organizados en dos fases. Por una parte, se convocan los cursos correspondientes a la Fase I, cuya duración es de 20 horas distribuidas a lo largo de tres días, a la que asisten pacientes de la patología a tratar y profesionales encargados de coordinar en programa en sus Zonas Básicas de Salud.

se imparte en el , en Talavera de la Reina, donde los participantes procedentes de toda la región reciben formación relacionada con nociones específicas, tratamientos y cuidados, así como habilidades de comunicación a la hora de impartir los talleres. Asimismo, se hace una presentación acerca de los objetivos de la Escuela de Salud y Cuidados, se explica en qué consiste la figura del paciente experto y el funcionamiento de la asistencia sanitaria en nuestra Comunidad Autónoma.

Esta primera parte formativa sirve de base a la Fase II, en la que uno de los pacientes que previamente ha participado en estos cursos, denominado ‘paciente experto’, organiza un taller con apoyo de un profesional sanitario para ofrecer formación teórica y práctica sobre una patología a pacientes no formados de su municipio o comarca, incrementando así la efectividad de la enseñanza y el apoyo entre pacientes y familiares. La duración de este tipo de cursos es de un total de 6 horas, distribuidas en cuatro días.

Los talleres que se han impartiendo a lo largo del mes de marzo en Illescas forman parte de esta segunda fase. En ellos se ha abordado cómo vivir con la diabetes, el manejo de la enfermedad, su tratamiento farmacológico y la importancia de mantener unos hábitos saludables. Estos talleres han estado impartidos por un paciente experto de Illescas y coordinados por una enfermera de esta Zona Básica de Salud y la coordinadora regional de la Escuela de y médico de familia de Illescas, Mª .

Talleres de formación

A lo largo del año está previsto que se inicien talleres de formación en diversas patologías y su extensión a diferentes áreas sanitarias de la región, creando así una red de espacios formativos.

En principio, en el mes de abril se desarrollarán los talleres relativos a cáncer de mama y a lo largo del año está previsto que se inicien los talleres de trastorno por déficit de atención e hiperactividad, EPOC, nutrición y prevención de la obesidad, así como un aula relacionado con enfermedades raras.

Red de Expertos y Profesionales en Educación para la

La Escuela de Salud y Cuidados, junto al Plan Dignifica y las Redes de Expertos y Profesionales, forman parte del Plan de Humanización del y suponen un cambio en el modelo de gestión, ofreciendo a profesionales y pacientes la oportunidad de participar en la toma de decisiones basadas en el conocimiento y en la experiencia personal.

El pasado mes de septiembre el Gobierno de Castilla-La Mancha constituyó el y Profesionales en Educación para la Salud y Escuelas de Pacientes. El objetivo es fomentar la participación ciudadana, facilitando y promoviendo la implicación y corresponsabilidad de ciudadanos, profesionales y asociaciones de pacientes en las políticas sanitarias que se desarrollan desde el Gobierno regional.

En esta Red cobra una especial importancia la implicación de los pacientes crónicos, que intervienen para colaborar en el diseño e implementación de las políticas asistenciales y programas sanitarios de Castilla-La Mancha, convirtiéndose así en actores fundamentales a la hora de valorar y mejorar la atención que se presta.