La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Rural de Castilla-La Mancha ha suscrito hoy un protocolo con seis entidades financieras de la región para facilitar la financiación a los agricultores y ganaderos profesionales independientemente de las circunstancias de mercado o incidencias climatológicas, en forma de capital circulante.

El consejero Francisco Martínez Arroyo ha explicado que se trata de dar liquidez a los profesionales “durante todo el año” y ha agradecido a las entidades que se han adherido a este acuerdo -, Caja Rural CLM, , y Globalcaja “su compromiso con el sector”.

Fue en La Manchuela, a raíz del pedrisco sufrido esta primavera, cuando el titular de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se comprometió a “poner a disposición una línea como ésta” que no está condicionada a los seguros preventivos, “lo contrario a lo que suele suceder en otras administraciones en las que se conceden estos préstamos siempre que sucede una catástrofe”, ha recordado.

Como ha indicado Martínez Arroyo, los beneficiarios deberán cumplir tan sólo con dos requisitos: que ingresen más del 50 por ciento de su renta de la agricultura y que coticen como agricultores a la Seguridad Social, lo que supondría que en Castilla-La Mancha podrían acogerse a este protocolo alrededor de 20.000 agricultores y ganaderos.

El importe máximo de cada préstamo será de 40.000 euros, con tres años de amortización y un tipo de interés de euribor + 1 por ciento, que los profesionales del sector podrán solicitar en cualquiera de las entidades firmantes durante un periodo inicial de dos años, existiendo la posibilidad de ampliar los acuerdos con las entidades financieras.

Martínez Arroyo ha recalcado que los agricultores y ganaderos profesionales, “los que se juegan su dinero, deben ser objeto preferentes en la línea de ayuda”, siendo un “objetivo prioritario” para el Gobierno regional.

En este sentido, ha recordado que en Castilla-La Mancha “hemos hecho un esfuerzo enorme, el más grande” para que se siga generando riqueza y todos los agricultores profesionales y los jóvenes que se quieren incorporar al medio agrario “lo hacen con el apoyo de la Administración pública”, quien les garantiza “una resolución favorable”. Ejemplo de ello, los 1.200 nuevos empresarios del sector o las 2.215 inversiones en naves, maquinaria o instalaciones de riesgo que se resolverán la semana que viene.

Con el acuerdo suscrito hoy, se trata de aportar una financiación favorable a los profesionales que “se comprometieran con la actividad agraria y no tuvieran que depender de catástrofes”, ha insistido el titular del área. Un “cambio de modelo”, ha dicho, que también ayuda a preservar el modelo de seguros agrarios, que en la región se ha aumentado en un 21 por ciento.

Nuevos pagos

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha anunciado que en el día de hoy el Gobierno regional ha procedido al pago del 70 por ciento del anticipo de las ayudas para derechos especiales para ganaderos de ovino y caprino, con un total de 3,7 millones de euros, 19.000 euros por explotación “que permiten mantener la actividad”.

Estos ingresos se unen a los 334 millones de euros de anticipo de la PAC, el pago básico y el pago verde, que han recibido los agricultores y ganaderos, además del 70 por ciento de anticipo de las ayudas acopladas para proteicos, “la más importante” en Castilla-La Mancha con 5.500 perceptores.

Martínez Arroyo ha insistido en que el Ejecutivo regional impulsa todas las acciones necesarias para generar riqueza y ha recordado que el 14 por ciento de la actividad económica de la región proviene de la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria.