El Gobierno regional ha organizado en Guadalajara un curso para docentes de centros de Primaria y Secundaria bajo el título de “Shoa: Estudio del Holocausto en el Aula”, con la intención de facilitar al profesorado material teórico y recursos prácticos para abordar en las aulas este hecho histórico y sus consecuencias.

En total han sido 30 los profesores y profesoras que han participado en el curso, que se ha desarrollado a través de tres jornadas presenciales. Han estado representados en la iniciativa 13 centros educativos de la provincia, de los que uno es de Educación Primaria y el resto son institutos. La iniciativa concluirá con un acto que cada centro participante celebrará el próximo día 27 de enero, fecha en la que se conmemora el Día del Holocausto.

Las jornadas, que se han celebrado en la Delegación de la Junta, se han organizado desde la provincial de Educación, y Deportes, impulsadas por el experto en la materia Julio Albalad, y han contado con la colaboración del centro Sefarad-Israel. Las personas asistentes al curso han podido escuchar a expertos sobre el tema, muchos de ellos universitarios, a profesorado de la provincia que ha expuesto proyectos que ya han realizado al respecto en sus centros o a representantes de instituciones o colectivos relacionados con el Holocausto.

Asimismo, en las jornadas han participado personas que han tenido experiencias personales, como , hija de la superviviente del y actualmente presidenta de la asociación que lleva el nombre de su madre.

La Ley orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) establece ente sus contenidos el estudio del Holocausto como hecho histórico. Por ello desde la Delegación de Educación, Cultura y Deportes se ha impulsado este curso, que nace con vocación de continuidad en próximos años.

El delegado de Educación, Cultura y Deportes, , ha destacado la importancia de la iniciativa, ya que “trabajar en torno al Holocausto posibilita además de conocer un hecho histórico transcendental, entender por qué ocurrió, cómo se desarrolló y qué consecuencias tuvo, trasladar ese conocimiento a otras situaciones cotidianas de violencia en la vida del alumnado”. De este modo, Fernández-Montes se ha referido a la importancia de que alumnas y alumnos conozcan y entiendan que ante situaciones de maldad o violencia se puede ser víctima, agresor, permitir la agresión, o actuar contra esa agresión, como lo hicieron en el Holocausto muchas personas que lograron salvar la vida a miles de judíos. En definitiva, se trata, según ha explicado le delegado de “transmitir conocimientos y valores a nuestro alumnado, al tiempo que conocen la historia”.

En este punto, el delegado de Educación, Cultura y Deportes ha recordado que el Holocausto, “antes de que se convirtiera en un genocidio comenzó con abusos de poder y es necesario saber detectar esas señales de advertencia en la sociedad para no volver a caer en situaciones del pasado”.