La consejera de Bienestar Social, , ha anunciado hoy que el Gobierno regional trabaja en la puesta en marcha de una Estrategia de Mejora de la Red de Viviendas de Mayores de Castilla-La Mancha para “conseguir cuotas de calidad más altas”.

Sánchez ha hecho este anuncio en declaraciones a los periodistas durante su visita a la vivienda de mayores de (Guadalajara), donde ha estado acompañada del delegado de la Junta en Guadalajara, ; el director provincial de Bienestar Social, ; y el alcalde de la localidad, .

“El compromiso del es impulsar las viviendas de mayores porque pensamos que es el mejor de los recursos, sobre todo, para las zonas rurales”, ha resaltado la consejera, quien ha añadido que, en algunos municipios, el objetivo “no es poner en marcha residencias sino dotar de más recursos a las viviendas que hay”.

Del mismo modo, ha destacado la puesta en marcha esta legislatura “de un servicio de apoyo a las viviendas de mayores que consiste en apoyo psicológico para los residentes y también para los profesionales cuando lo precisen”, proyecto que la Consejería de Bienestar Social coordina con la entidad Mensajeros de la Paz.

Por otra parte, la consejera ha valorado el funcionamiento de la vivienda de mayores de Cogolludo, integrada en la Red Pública de Viviendas de Mayores de Castilla-La Mancha, que actualmente cuenta con ocho residentes y tres auxiliares.

155 viviendas conforman la Red Pública

En total, en Castilla-La Mancha hay 155 viviendas de mayores que son financiadas por la Junta de Comunidades y que cuentan con más de 1.500 plazas, más del 80 por ciento ocupadas, lo que evidencia que son un recurso de alojamiento y convivencia con gran aceptación.

La Red genera 500 puestos de trabajo y, particularmente, ayuda a fijar población en el ámbito rural donde se ubica la práctica totalidad de las viviendas.

Por provincias, Cuenca es la que cuenta con mayor número de viviendas de mayores, con 61; seguida de Ciudad Real, con 35; Guadalajara, con 35; , con 15 y Albacete con nueve.