El Gobierno regional está facilitando e impulsando que las empresas del sector agroalimentario defiendan mejor sus productos a la hora de comercializarlos en la cadena agroalimentaria a través de las integraciones o agrupaciones de productores, siendo este el paso “necesario para ser más competitivos” y poder ser capaces de “condicionar los mercados” a nivel nacional e internacional, lo que redundará en un mayor beneficio para los agricultores y ganaderos.

Así lo ha indicado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, durante su visita a la Cooperativa y Ganadera ‘San José’ y a la Cooperativa ‘Nuestra Señora del Pilar’, que agrupan un millar de socios en la localidad ciudadrealeña de Castellar de Santiago, donde ha estado acompañado por la alcaldesa, y miembros de la corporación municipal así como sus presidentes, y , que a su vez es vicepresidente de la DO Aceite , maestros de las almazaras o la directora provincia Prado Amores, entre otros.

Aquí ha destacado la importancia que ambas cooperativas tienen para este localidad calificándolas de “indispensables para el futuro” de este municipio, que con cerca de 2.000 habitantes, la mitad son socios que “cumplen con sus empresas” trayendo el 100 por ciento de su producción a las mismas. A esto se le une, además, “la labor imprescindible que realizan en la vertebración del territorio”.

El titular de Agricultura ha tenido buenas palabras para estos socios y los miembros , de quienes ha dicho que son personas “implicadas” defendiendo “a capa y espada la cooperativa tanto en los peores como los mejores momentos”.

En esta línea, les ha trasladado el apoyo del Gobierno regional para conseguir que defiendan mejor su producto.

Asimismo, ha recordado que Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma de España en producción de aceite de oliva y este año “estamos ante una muy buena campaña”, con una previsión de cosecha de alrededor de las 150.000 toneladas de aceite de oliva, que hacer prever una mayor capacidad de negociación, animando a las cooperativas su integración comercial, para la que el Gobierno regional ayuda con hasta 400.0000 euros por proyecto, contando con siete ejemplos en esta legislatura ya en marcha en Castilla-La Mancha gracias a la convocatoria anterior.

La calidad del producto, imprescindible

Además, el consejero ha destacado la importancia de la calidad del producto, y en el caso del aceite, ha resaltado el trabajo que se desarrolla desde la Denominación de Origen que “es un signo de identidad” de la zona y que “nos representa a todos”. Y es que cuando un producto sale envasado con ese logotipo o etiqueta de la denominación de origen a cualquier lugar de España o del mundo, con este producto “va nuestra economía y va nuestra tierra”.

Por ello que ha subrayado la importancia de la implicación de todos en proyectos colectivos como el de producción ecológica que se desarrolla en la Cooperativa de ‘Nuestra Señora del Pilar’, por ejemplo, porque “son nuestra mejor tarjeta de presentación y aportan valor añadido al producto que se comercializa y permiten, además, dar a conocer que en un municipio como el de Castellar de Santiago se vive prácticamente gracias al olivar”.

Constituida en marzo de 1960 la cooperativa Agrícola y Ganadera ‘San José’, se dedica a la elaboración de aceite de oliva virgen y envasado, contando con cerca de 3.000 hectáreas de olivar cultivadas por sus socios, de las variedades picual, en un 90 por ciento y el resto, cornicabra. Actualmente con 536 socios, tiene una capacidad de bodega de más de 1,5 millones de kilos de aceite y una capacidad de molturación de 300.000 kilos de aceituna al día.

Por su parte, la almazara cooperativa ‘Nuestra Señora del Pilar’, fundada en 1959 y que este año conmemora su 60 aniversario, nació gracias a la apuesta de unos socios que trabajaron por tener una cooperativa que pudiera molturar la aceituna que obtenían de sus olivares, y que ahora cuenta con 404 socios y una media de media unos ocho a diez millones de kilos de aceituna.