El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha mostrado su confianza en que las negociaciones que se vienen manteniendo y que continúan con la UCLM permitan alcanzar pronto un acuerdo, y ha reiterado el compromiso del Gobierno regional de asegurar la financiación de la Universidad en los próximos cuatro años a través del contrato-programa que debe firmarse, y así se garantizará a través de una disposición al Proyecto de Ley de Presupuestos para 2018.

A preguntas de los periodistas, sobre el hecho de que no se vaya a incluir una cantidad concreta en la disposición al Proyecto de Ley de Presupuestos, ha insistido en que “seguimos trabajando para ponerle número a ese incremento presupuestario y eso depende de ambas partes. En este momento no hay un número definido, pero decir en esa disposición que el Gobierno incorporará esa cifra en la que nos pongamos de acuerdo es un compromiso absolutamente claro”.

Felpeto ha señalado que “no se trata de entrar en la autonomía de gestión de la Universidad, sino en estar todos de acuerdo en cuáles son los gastos de personal docente y personal de administración y servicios (PAS), en la financiación necesaria para la investigación y en definir los gastos de funcionamiento. Todo eso queremos ponerlo en un contrato-programa para los próximos cuatro años”.

Además, ha dicho que es necesario “saber cómo va a evolucionar la oferta educativa en los próximos años, pues sabemos que deben consolidarse titulaciones puestas en marcha en 2010 y, en el futuro, poner en marcha nuevos grados, másteres y titulaciones en los próximos cuatro años”.

Así, según ha comentado el consejero, “la UCLM tiene un plan estratégico para los próximos cuatro años y desde el Gobierno regional sólo decimos que vamos a establecer un contrato- programa que de seguridad de financiación a ese plan”.

El consejero ha recordado que las negociaciones para la firma de sendos contratos-programas se mantienen estos días, tanto con la UCLM como con la , y ha explicado que cuando se habla de financiación se abordan tres aspectos muy concretos, nómina, financiación de investigación y financiación de los gastos de funcionamiento ordinarios, “y en este momento trabajamos con el máximo empeño tanto en fijar cuáles son los costes de personal y los gastos de funcionamiento”, pues la investigación se ha definido ya en la convocatoria de proyectos, ha concluido.