El portavoz del , Nacho Hernando, ha asegurado que el Ejecutivo del presidente García-Page garantizará las nóminas, la investigación y las becas de los alumnos de la (UCLM) para que no vuelvan los “recortes” que se produjeron en la pasada legislatura con el en el Gobierno.

Así lo ha indicado Hernando, en la rueda de prensa que ha ofrecido hoy para informar de los acuerdos del , después de que el rector de la institución académica, señalase ayer que la Universidad regional pondrá en marcha un plan de ajuste de 20 millones de euros si el Gobierno regional no incrementa su aportación económica en los presupuestos de 2018.

“Si quieren hablar de la sostenibilidad financiera de la Universidad hay que sentarse a hablar pero no se puede ni chantajear, ni amenazar, ni tampoco instalar el miedo en las aulas de la Universidad diciendo que va a haber recortes o planes de ajuste”, ha lamentado Hernando, que ha recordado que en 2012 la UCLM apenas tuvo un presupuesto de 98 millones de euros y que con el presidente García-Page se llegará a 140 millones de euros en 2018, un 43 por ciento más.

El portavoz regional ha reseñado la “enorme contradicción” que supone que la institución académica señalara hace un tiempo que se encontraba en una situación de sostenibilidad financiera “sólida” y que ahora defienda la necesidad de poner en marcha un plan de ajuste, sobre todo cuando el actual Ejecutivo autonómico ha incrementado la inversión que destina a la UCLM en un 16 por ciento.

Hernando también ha remarcado que el Gobierno del presidente ha abonado ya buena parte de los 23 millones de euros de la “deuda histórica” que el contrajo con la Universidad, y que el resto se pagará antes de que acabe el año.

Inclusión de la fiscalización en los presupuestos de 2018

El portavoz se ha preguntado si el mensaje que está enviando el rector de la UCLM es que “hay una posibilidad de algún tipo de agujero económico-financiero en la Universidad, lo cual vendría a confirmar la necesidad que el Tribunal de Cuentas exige en su informe de fiscalización de que se apliquen esos controles financieros, esa auditoría en profundidad, a la UCLM”. En este sentido, ha explicado que esta fiscalización ya está prevista en los presupuestos del Gobierno regional para 2018.

Hernando ha recordado además que el incremento presupuestario de la UCLM es el mismo que el de la . “El tratamiento es el mismo, aunque desde el punto de vista nominal se invierte más en la Universidad de Castilla-La Mancha”, ha precisado.

Así, ha destacado la preocupación del Gobierno regional por estos mensajes ya que “afectan directamente al prestigio de nuestra universidad, que es la ‘joya de la Corona’ que los gobiernos anteriores al de Cospedal habíamos construido con tanto afecto, cariño y orgullo”.

El portavoz ha asegurado que las puertas del Gobierno de Castilla-La Mancha “siguen abiertas para hablar de la financiación de la Universidad”, aunque ha lamentado que ésta se haya negado a acudir en hasta dos ocasiones para hablar del contrato-programa que garantiza su financiación y de la puesta en marcha de un plan estratégico.

Del mismo modo, ha anunciado que el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, iniciará “de manera inmediata” una batería de reuniones con representantes de los trabajadores y de los estudiantes de la UCLM para trasladarles que “reafirmamos nuestro compromiso con la sostenibilidad financiera de la trasladar una serie de garantías para su correcto funcionamiento”.

A este respecto, ha avanzado que el Gobierno regional está estudiando fórmulas para “rescatar” a los alumnos y alumnas que reciben una beca en caso de que la Universidad regional los “dejase a su suerte”, al igual que también lo hará para garantizar las nóminas actuales, bien sea a través de anticipos o de un préstamo a la Universidad, y los fondos de investigación hasta 2021, ampliándolos incluso a través de los fondos FEDER.

“Tienen la decisión de ser parte del problema o de la solución”, ha asegurado el portavoz, que ha defendido que gracias al Gobierno del presidente García-Page el presupuesto de la UCLM está creciendo cinco veces más que la media del presupuesto regional y “se están atajando los problemas financieros del pasado”.

“Si realmente tenemos cariño y afecto por la Universidad de Castilla-La Mancha lo que tenemos que hacer es demostrarlo, lo que no podemos es no acudir a reuniones o, bajo ningún concepto, no querer ser parte de la solución”, ha finalizado.