, 20 de mayo de 2017 .- El Gobierno regional ha procedido a la recepción de los últimos ocho camiones autobombas de los 16 que se incorporarán esta campaña al Servicio de de Castilla-La Mancha, dentro de un contrato de suministro de más de 4,2 millones de euros.

Con esta inversión del Ejecutivo que preside se procede a renovar las unidades más antiguas del dispositivo INFOCAM que han cubierto su vida útil, estimada entre los 15 y los 20 años de servicio, mejorando así la eficiencia en las labores y la seguridad de los profesionales que trabajan combatiendo los incendios forestales.

El director general de Política Forestal y Espacios Naturales, Rafael Cubero, encargado de la recepción en el (COR) en Toledo, ha indicado que “sustituir los vehículos más obsoletos es una inversión absolutamente necesaria por cuestiones de seguridad” resaltando que “la obligación de esta Administración regional es velar por los trabajadores”.

El contrato de suministro, bianual, incluye un total 16 unidades de autobombas y ocho cuchillas quitanieves. Ocho unidades de camiones y cuatro de las cuchillas se entregaron a finales de 2016 y el resto, han sido las recepcionadas esta semana. Del total de vehículos, cuatro pasarán a formar parte del parque móvil en la provincia de Albacete, y los otros 12 restantes, a los de las provincias de Toledo, Ciudad Real, Guadalajara y Cuenca, con tres autobombas nuevas cada una.

Castilla-La Mancha es la primera a nivel nacional que ha incorporado todos los elementos de seguridad existentes en el mercado en este tipo de vehículos todoterrenos para la extinción de incendios forestales. Se trata de un modelo 3, que cumple con los requisitos más exigentes en cuanto a de riesgos laborales.

Entre sus características se encuentra el sistema autoprotección más avanzado en su categoría con protección frente al vuelco, rociadores situados en cabina y ruedas, protección frente a caídas en altura con barandillas en el techo o cristales resistentes a choque término de 700ºC, seguridad en cabina basculante y equipo de protección respiratoria o mantas aislantes.

Además, en cuanto a la eficiencia en las labores, todos los vehículos cuentan con una cisterna con capacidad para 3500 litros (incluidos los 500 litros para autoprotección), bomba contraincendios, protección ignífugos de conductores neumáticos, eléctricos e hidráulicos, cabrestante con capacidad de arrastre de 5000 kilos y placa porta implementos para colocar la cuchilla quitanieves, entre otros.

Plan INFOCAM

El de Castilla-La Mancha cuenta con un importante dispositivo, a través del Plan INFOCAM, de más de 3.000 personas en la época de mayor riesgo de incendios forestales, la comprendida entre los meses de junio y septiembre, entre personal de la Junta de Comunidades y de la empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha, GEACAM.

Los recursos de los que dispone incluyen: 49 brigadas terrestres, 13 brigadas helitransportadas, 96 autobombas (54 autobombas pesadas, 37 de ellas con retén y 5 nodrizas), 18 helicópteros y 7 aviones ligeros, dos de ellos de coordinación y 17 equipos de maquinaria pesada. Además de agentes medioambientales; ingenieros y técnicos de distintas áreas, análisis y planificación, telecomunicaciones, coordinación, logística y formación; encargados y capataces, emisoristas y operadores, preparadores físicos y responsables de prevención de riesgos laborales, entre otros.

Durante las etapas de riesgo más bajo de incendios GEACAM tiene encomendada las campañas de prevención para la ejecución de tratamientos selvícolas, vigilancia fija y móvil, construcción y adecuación de infraestructuras de protección (bases de retenes, aéreas y de torres de vigilancia, entre otras) y la elaboración de planes.

El presupuesto global del operativo de prevención y extinción para 2017 superará los 79 millones de euros, una inversión en medios para la prevención y extinción de incendios forestales en la región, fruto del compromiso del Gobierno regional en esta materia y que ha demostrado su eficacia con la excelente respuesta que están ofreciendo los profesionales en sus funciones en la rapidez en las intervenciones por incendio.