“Consolidar el giro social potenciando los servicios que inciden directamente en la vida de las personas”. Así ha resumido la consejera de Fomento del , Elena de la Cruz, los objetivos prioritarios que se ha trazado el equipo de la Consejería durante su comparecencia hoy ante la Comisión de Presupuestos de las Cortes de Castilla-La Mancha para presentar el balance previsto de ingresos y gastos para 2017.

Con un crecimiento global superior al 9 por ciento en relación al ejercicio 2016, la consejera ha explicado que las cuentas incidirán en la necesidad de garantizar el derecho efectivo a la vivienda mediante la potenciación de las políticas en las que el Gobierno regional ya ha enfatizado durante 2016 y en reducir la brecha de servicios entre el medio rural y el medio urbano en aspectos trascendentales como el transporte, cuya partida crece un 49 por ciento pensando en la implantación de las nuevas rutas integradas que permitirán que la práctica totalidad de núcleos de población cuenten con autobuses diarios hacia sus centros de referencia.

De la Cruz se ha mostrado partidaria de potenciar líneas del Plan de Vivienda que, como las ayudas al alquiler, “salvan a muchas familias con rentas ajustadas del desahucio” o al menos les permiten gozar de un sobrante mensual “para desahogar su economía y afrontar otros gastos”. Ayer, la consejera hacía público que este año ascienden a 11.000 las peticiones. Ya en 2016, el Gobierno regional dedicaba el doble de presupuesto que durante el año anterior a una línea que se consolidará al alza en el presupuesto 2017.

También las ayudas a la rehabilitación, que han permitido en 2016 ejecutar importantes arreglos en accesibilidad o ahorro energético de edificios antiguos, con más de 7.000 viviendas en toda la región, tendrán una continuidad en 2017. El incremento conjunto de Vivienda y Urbanismo es del 5,6 por ciento, lo que permitirá incrementar los fondos en 2,4 millones de euros. De dicho incremento, casi un millón de euros se inyectarán en ayudar a las familias de la región a hacer frente a los gastos de alquiler de su vivienda habitual.

El presupuesto total consolidado de la Consejería ascenderá en 2017 a 291 millones de euros, de los cuales más de 32 millones integrarán el fondo disponible en la . El área de Carreteras y Transportes contará con 145 millones de euros, siendo el que mayor crecimiento presenta en términos absolutos, con un aumento de 18 millones de euros que representa un 14 por ciento de incremento sobre el presupuesto de 2016.

Además de los proyectos de mayor envergadura recogidos en el capítulo de inversiones, la Consejería prevé que a lo largo del ejercicio se puedan acometer mejoras en el acondicionamiento del firme de 125 kilómetros de la red. De la Cruz ha recordado que la Junta de Comunidades continúa “lastrada” en el área de carreteras por una parte de los 45 millones de euros en contratos rotos unilateralmente por el Gobierno regional anterior. “Las sentencias nos obligan a pagar por carreteras que no se hicieron”, ha lamentado.

En el área de transportes, el aumento presupuestario eleva hasta 16,6 millones de euros la partida desde los 11,1 del ejercicio recién terminado. La puesta en marcha de las nuevas rutas en el sur de Albacete y Ciudad Real, la Serranía y la Alcarria conquenses y la introducción de mejoras en el sistema de absorberán el aumento.

6,5 millones a la tarifa plana joven

También destacan la puesta al día en los pagos atrasados con el Consorcio de Transportes de la Comunidad de , que el Ejecutivo regional encontró con una deuda acumulada de más de 13 millones de euros, y la aportación de la Junta de Comunidades al abono joven con tarifa plana mensual de 20 euros, cuyo número de usuarios ha crecido desde su instauración. Tanto es así que los 3,8 millones de euros de 2016 se convierten en 6,5 millones en 2017.

Elena de la Cruz ha apostado por potenciar en 2017 el transporte colectivo y por dotarlo de aportaciones públicas que estimulen su uso, ya que éste cayó un 42 por ciento en toda Castilla-La Mancha entre 2011 y 2015. Por esta razón se recuperarán a lo largo del ejercicio una parte de estos estímulos como la tarjeta joven de Castilla-La Mancha.

En cuanto a la Agencia del Agua, el presupuesto de 32,8 millones de euros permitirá la ejecución de obras de abastecimiento por valor de 1,7 millones dirigidos fundamentalmente a solucionar problemas en 40 pequeños municipios. La Agencia prevé transferir 15,2 millones de euros a Infraestructuras del Agua, que se destinarán a una docena de sistemas de depuración en distintas localidades de la región y a obras de abastecimiento en Seseña y a las estaciones de potabilización de Campana de Oropesa y Bornova.

En cuanto a la Dirección General de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, la Dirección General incrementa en casi un 7 por ciento su presupuesto. El avance hacia la reducción del uso de papel en la administración pública, la notificación electrónica, una nueva aplicación de gestión económica para los centros educativos, el refuerzo de la atención en las incidencias de los sistemas de la Junta de Comunidades ampliándolo a 24 horas diarias y 7 días semanales o la renovación tecnológica del servicio 112 son algunas de las novedades del presupuesto.

En la Dirección General y Política Territorial, el crecimiento presupuestario es de un 47 por ciento, aumento que permitirá continuar avanzando en los sistemas de información urbana, el mapa industrial de Castilla-La Mancha o la redacción de la futura Ley de Ordenación del Territorio y el Paisaje. También se hará cargo de la puesta en marcha de una campaña de educación ambiental para concienciar sobre el buen uso del agua o para promocionar la utilización de vehículos limpios como la bicicleta.

La consejera considera que los presupuestos de Fomento para 2017 son “realistas en el contexto económico y social actual”. En cuanto a la ejecución presupuestaria del 2016, De la Cruz ha informado que asciende al 92 por ciento en términos efectivos y con numerosas partidas entre el 95 y el 99 por ciento de ejecución como Carreteras o Nuevas Tecnologías. La titular de Fomento considera este porcentaje “modélico”, aseverando que “refleja muy bien un año intenso, con muchas dificultades pero que hemos sabido afrontar con trabajo, equilibrio y dedicación a la región y a sus habitantes” tras “cuatro años de derrotismo, negatividad, ausencia de sensibilidad y falta de compromiso hacia los problemas reales de las personas de Castilla-La Mancha”.