El director general de Trabajo, Formación y Seguridad Laboral, , acompañado por el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, , ha visitado los cursos de formación impartidos en el Centro de Formación Profesional Ocupacional de Guadalajara, catalogado como en la Familia Profesional de Energía y Agua en las áreas profesionales de Agua, Gas y Energía Eléctrica.

A lo largo del presente año se han impartido en este centro, ubicado en la calle Regino Pradillo de la capital, un total de 3.734 horas de formación, repartidas en 15 cursos en los que han participado un total de 182 alumnos. De estos cursos, 9 han sido programados y financiados en exclusiva por el Gobierno regional y el resto cuenta además con subvención del Fondo Social Europeo. En total, el montante invertido en actividades formativas en este centro a lo largo del año 2017 asciende a 224.040 euros.

El director general de Trabajo, Formación y Seguridad Laboral ha puesto de manifiesto durante su visita la importancia de la formación para mejorar las expectativas de reincorporación al mercado laboral. Del mismo modo, ha destacado que las materias impartidas en el , relacionadas fundamentalmente con la energía, empiezan a contar de nuevo con una importante demanda de profesionales, ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia.

Precisamente por esta razón, Eduardo del Valle ha puesto a disposición del alumnado de estos cursos las ayudas del Plan de Autoempleo puesto en marcha por el Gobierno regional, en plazo de solicitud hasta el próximo 17 de noviembre. Se trata de una convocatoria dotada con 4,3 millones de euros, pensada para apoyar a quienes quieran poner en marcha su propio proyecto empresarial y que contempla un 20 por ciento de ayuda adicional a aquellos proyectos que se desarrollen en zonas de Inversión Territorial Integrada (ITI), que en el caso de Guadalajara comprende toda la provincia excepto el Corredor del Henares y su área de influencia.

Además de la ayuda económica, el Plan de Autoempleo del Gobierno regional contempla un plan de acompañamiento a las personas emprendedoras que se acojan a él en cada una de las etapas y situaciones de la vida de su empresa, desde la orientación inicial a la puesta en marcha y desarrollo del proyecto, el crecimiento del mismo o su consolidación en el mercado.

Estas nuevas ayudas regionales, que se pueden solicitar hasta el próximo 17 de noviembre, contemplan seis líneas de apoyo: para la compensación de gastos al inicio de la actividad, la consolidación de proyectos, favorecer la conciliación en el trabajo autónomo, fomento del relevo generacional en la actividad empresarial, inserción laboral de familiares en el negocio y primera contratación indefinida de trabajadores.