El Gobierno regional y los representantes de los 50.000 regantes de la región se han comprometido esta mañana a crear en los próximos meses la que defienda “los intereses de los regantes de nuestra región con una única voz”. Una Federación, que hasta que se constituya formalmente, inicia sus pasos con una Junta Directiva provisional compuesta por miembros del Júcar, Segura y Alto Guadiana.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha mantenido un encuentro hoy, en la sede de la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas CUAS Rus-Valdelobos en , con representantes de las , de la Junta Central de Regantes del Júcar y la Plataforma de del Segura, a quienes ha trasladado el borrador de los estatutos de la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha que se espera pueda estar constituida “en los próximos meses”.

En declaraciones a los medios de comunicación, Francisco Martínez Arroyo ha destacado que esta Federación es “una cuestión que debería haberse resuelto hace tiempo” y que gracias al “impulso imprescindible” del actual Gobierno “se resolverá esta legislatura”, ha dicho.

Hasta que se negocien los estatutos y se constituya esta Federción, va a funcionar una Junta Directiva “provisional”, proponiéndose al presidente de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental (JCRMO) del Júcar, Herminio Molina, como presidente, y que contará también con un representante del Segura y otro del Alto Guadiana.

Francisco Martínez Arroyo ha expresado que “a partir de ahora Castilla-La Mancha va a tener una Federación de Regantes igual que otras comunidades autónomas y vamos a tener quien defienda nuestros intereses en materia de regadío de manera global, englobando a todos agricultores y regantes independientemente de la cuenca en la que rieguen”.

El objetivo, ha incidido el consejero, “es hacer más con el agua y que el agua sirva en esta tierra para generar riqueza, y que medio rural sea cada vez más vivo y eso pasa por la agricultura”.

A la reunión han asistido el delegado de la Junta en Cuenca, ; el director general de Desarrollo Rural, ; los delegados provinciales de Agricultura en Cuenca y Albacete, y , respectivamente, así como el presidente de la CUAS , Rafael Rodrigo Medina; la presidenta de la CUAS Masa Occidental II, ; el presidente de la CUAS Masa Occiental I, ; el presidente de la Comunidad de Campos de Montiel, ; el presidente de la CUAS Lillo-Quintanar, ; el presidente de la CUAS Consuegra-Villacañas, Teodomiro Carrero Gallego; el vicepresidente de la CUAS Rus-Valdelobos, ; el presidente de la Junta Central de regantes de Mancha Oriental, y el presidente de la Plataforma de Regantes de la Cabecera del Segura, , además de representes municipales del Ayuntamiento de San Clemente.

“Todos de acuerdo en la defensa del interés de Castilla-La Mancha”

Además, en este encuentro, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha tratado con los representantes de los regantes el borrador del documento de posición en defensa del agua de Castilla-La Mancha, que está abierto a aportaciones hasta el próximo 15 de septiembre y que se puede consultar a través de la web www.castillalamancha.es .

Así, Francisco Martínez Arroyo ha destacado que el mismo ha sido “acogido con satisfacción” por todos los presentes y se les ha emplazado a un encuentro con todos los regantes de Castilla-La Mancha para principios de septiembre.

“Todos estamos de acuerdo, el Gobierno regional y todos los regantes de Castilla-La Mancha en la necesidad de defender todos juntos el interés de Castilla-La Mancha que es el de nuestros agricultores, regantes y de la gente que vive en nuestras pueblos y ciudades, sobre todo del medio rural, que saben de la importancia del agua para garantizar el futuro”.

Así, ha recordado que en San Clemente, por ejemplo, cuenta con cultivos como el ajo, la cebolla o el melón y la sandía, además de viñedo, pistacho y almendro que “no tienen futuro si no tenemos agua”, resaltando que “el futuro de esta tierra pasa por el agua”.

En febrero de este año, el Gobierno regional inició una ronda de contactos con todos los agentes sociales, económicos, agrarios y del sector ecologista. De estos contactos se ha elaborado un primer borrador que se está enriqueciendo con las aportaciones y observaciones de la sociedad civil y resto de entidades. Ya ha sido remitido a los partidos políticos en julio para comenzar los encuentros de los representantes en septiembre en busca de una posición común “de todos” en la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha en esta materia.