El consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto, se ha dirigido por carta al profesorado, a los investigadores, personal de administración y servicios y alumnado de la informándoles del compromiso que el Gobierno regional tiene con el presente y el futuro de la UCLM, explicándoles cuál es la situación actual de las negociaciones sobre su financiación y garantizándoles tanto las nóminas de personal como la continuidad de los proyectos o el pago de las líneas de ayudas a estudiantes ahora en marcha.

Por ello, desde el Gobierno regional se pide a la UCLM que retire el plan de ajuste anunciado al estar menos justificado que nunca, porque los compromisos que se han trasladado en los últimos días a los responsables de la Universidad son “claros y sólidos, pues estamos firmemente comprometidos con aportar y garantizar estabilidad y calidad a los programas y planes de toda la comunidad universitaria, porque sabemos que son claves para construir mayores cotas de prosperidad para toda la sociedad castellano-manchega”, ha señalado Felpeto en la carta, donde reitera “la plena disposición a seguir trabajando para encontrar un camino de presente y de futuro para la UCLM”.

El Gobierno regional, ha anunciado el consejero en su carta, y así se lo ha hecho saber al equipo de gobierno de la UCLM, se compromete formalmente a presentar en las Cortes antes del próximo viernes día 24 una enmienda al Proyecto de Ley de Presupuestos para 2018 que incorpora que la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas efectuará las modificaciones presupuestarias precisas para garantizar la diferencia entre la nominativa y la anualidad del contrato-programa en el momento en que estos se firmen por la UCLM y la .

El pasado jueves día 16, en la reunión mantenida en la Consejería con el rector, ha recordado Felpeto, se intercambió información sobre los gastos de personal y se acordó seguir trabajando de manera inmediata sobre la redacción del contrato-programa que defina el modelo de financiación para los próximos años en base al plan estratégico de la Universidad.

Y es que el Gobierno de Castilla-La Mancha viene proponiendo desde el inicio de la legislatura la necesidad de asociar la financiación de las universidades, UCLM y Alcalá, a la firma de un contrato-programa para cada una de ellas, cumpliendo así las recomendaciones del en su informe de fiscalización de la los ejercicios 2013-2014.

En este contrato-programa se incluiría una cantidad fija como nominativa y otra variable en función de la ampliación de la oferta e implantación de nuevos estudios, incremento de alumnado, internacionalización, generación de recursos propios, mejoras en rankings, etc.

Igualmente, se explica, a través de esta comunicación, que hasta hace menos de un mes la cifra de 140 millones de euros para la subvención nominativa parecía suficiente para la Universidad, pero hace unos días la UCLM solicitó al Gobierno de Castilla-La Mancha un incremento para 2018 hasta 151 millones de euros, cantidad que cambió de nuevo el pasado martes día 14 hasta situarla en 160 millones de euros, a la vez que planteaba que, de no lograrse, realizaría un plan de ajuste cuantificado en cerca de 20 millones de euros que afectaría a sectores y programas muy sensibles.

Respuesta al anuncio de ajustes

En relación a los ajustes referidos por la UCLM, desde el Gobierno regional se quiere dejar bien claro que “no hay razón alguna para el despido de personal de la Universidad, cuando hasta ahora ha podido mantenerse esa plantilla y, si fuera necesario, el Gobierno de Castilla-La Mancha, arbitrará los mecanismos necesarios para garantizar el pago de las nóminas de todos los trabajadores actuales de la UCLM”.

De este modo, el consejero como representante del Gobierno ha trasladado en su carta un mensaje de seguridad a todo el personal docente e investigador y personal de administración y servicios de la UCLM.

En referencia directa al alumnado se indica que todas las becas y ayudas al estudio quedarán garantizadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha, “tal y como hemos venido haciendo con la bajada de los precios de matrícula, la mejora en las facilidades de pago a través de fraccionamientos, o el aumento de becas. Si fuera necesario, el Gobierno convocaría estas becas y avalaría la totalidad de las ayudas de colaboración, de estudiantes en situaciones especiales, o apoyo a Erasmus, entre otras”, ha señalado.

También se explica en la carta que desde 2015 la financiación conocida como nominativa que la Junta aporta a la Universidad se ha incrementado en 20 millones de euros, lo que supone un incremento de un 16,6 por ciento, y que representa un 4,6 por ciento más que el crecimiento del presupuesto global de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, creciendo incluso más que el gasto social en la región en este mismo periodo.

No solo no se ha recortado, sino que la UCLM es una de las instituciones que más ha crecido presupuestariamente desde el inicio de la legislatura, con un crecimiento del presupuesto que es casi el doble del crecimiento del presupuesto no financiero de la Junta, superior al del SESCAM y Educación.