El delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, ha subrayado hoy la importancia de ir sumando apoyos en todos los ámbitos -sociales, empresariales, educativos, etc.- para luchar contra la violencia machista y conseguir una sociedad libre de cualquier tipo de violencia hacia las mujeres y ha añadido que “entre todos, debemos conseguir que este año 2018 sea el año cero en víctimas de la violencia de género”.

Nicolás ha hecho estas afirmaciones durante la visita que ha realizado hoy al CEIP `San Antonio´ de Yeles, donde cincuenta estudiantes de sexto de Primaria han participado en uno de los talleres que se está desarrollando dentro de la campaña de invierno de la Estrategia de Prevención, Sensibilización y Concienciación que el puso en marcha al inicio de esta legislatura.

Asimismo, el delegado de la Junta en Toledo, que ha estado acompañado por la directora provincial de la Mujer, Charo Navas, y la alcaldesa de Yeles, , así como otros concejales del municipio toledano, ha reiterado la importancia de seguir incidiendo con estas campañas en el ámbito educativo “ya que en la educación, está la prevención” y ha añadido que “es muy importante que desde la infancia se aprendan valores de igualdad y de respeto, así como que los y las jóvenes sean capaces de detectar los comportamientos y estereotipos de desigualdad y de machismo”.

Estos talleres formativos, impartidos y desarrollado por profesionales cualificados cuentan con una metodología totalmente activa, participativa y adaptada a las edades de los distintos grupos, donde son los propios estudiantes quienes reflexionan y se involucran en la detección de conductas, modelos y roles machistas, con el fin de que las nuevas generaciones sean capaces de detectar y evitar, tanto en su vida cotidiana como en el futuro, cualquier tipo de discriminación y desigualdad, como es la violencia de género.

Cada taller organizado para diferentes cursos y grupos de edades consta de dos sesiones, ambas con una duración de unos 50 minutos, llevándose a cabo en esta nueva campaña de invierno en los colegios e institutos de 27 localidades toledanas, donde estudian escolares y jóvenes de más de 60 municipios de la provincia.

El responsable del Gobierno regional en la provincia de Toledo ha podido comprobar “in situ” como cincuenta estudiantes de sexto de Primaria del CEIP se han convertido en un equipo de “detectives de la desigualdad” para detectar las desigualdades que existen y ayudar al a combatirlas.

Según ha explicado una de las monitoras de Opañel, Jaione Gil, al delegado de la Junta, “la idea es plantear las sesiones de forma lúdica y dinámica para que no resulte pesado y captar mejor la atención del alumnado, por ello las chicas y chicos deben ir superando todas las misiones necesarias hasta lograr los sellos que les acrediten como auténticos detectives de las desigualdades y para que no duden en utilizarlo siempre que detecten cualquier comportamiento machista”.

Sumando apoyos y participación en las campañas de prevención de la violencia machista

El delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, ha recalcado que esta práctica coeducativa forma parte de la amplia campaña que el está desplegando en la región para luchar contra la violencia de género desde el inicio de la legislatura.

Tanto Nicolás como la directora provincial de la Mujer, Charo Navas, han recordado que bajo el lema `La violencia de género no se tapa´, “hemos relanzado la campaña invernal con actuaciones en diversos ámbitos, con el objetivo de concienciar a toda la sociedad de su necesaria implicación para erradicar la violencia machista, siendo un instrumento idóneo para ello la colaboración de los agentes sociales y empresariales”.

Así, desde el ámbito hostelero hay que destacar que se han adherido 98 establecimientos de la provincia a la campaña, incrementándose la participación del sector hostelero en un 20% con respecto al año anterior.

En este sentido, Nicolás ha recalcado que “con esta campaña no sólo continúa el apoyo y aumenta la participación del sector hostelero de la provincia, sino que se ha incorporado también otro sector potente e importante a la hora de difundir las campañas de prevención y sensibilización como ha sido el sector farmacéutico, además de continuar y reforzar las intervenciones en el ámbito educativo”.

“Desde el Gobierno regional estamos convencidos de que la implicación de todos los ámbitos sociales, educativos, empresariales, etcétera en el desarrollo de acciones conjuntas de información, prevención y sensibilización que fomenten una sociedad sin violencia sobre las mujeres es el único camino para lograr acabar con la violencia machista” ha incidido el delegado de la Junta en Toledo.

Por último, Nicolás ha asegurado que “es un empeño del Gobierno de Castilla-La Mancha el conseguir la implicación de todos para lograr que nuestra región sea una comunidad libre de violencia de género y para ello debemos trabajar unidos para lograr la igualdad real y efectiva de las mujeres”.