El consejero de Sanidad, , ha visitado el y Laboral y la vivienda supervisada de Villarrobledo, recursos de la que están destinados a atender los problemas de personas con problemas de .

Fernández Sanz ha explicado que “las personas con trastornos mentales graves presentan un conjunto de necesidades que superan el ámbito sanitario, y que requieren de una atención integral y la provisión de una asistencia socio-sanitaria de calidad”.

Por ello, el consejero ha explicado que el está ampliando el número de las viviendas supervisadas, “como ámbito de normalización para este tipo de personas, que tienen dificultades para cubrir de modo independiente sus necesidades de alojamiento y soporte social”.

Buen ejemplo de ello, ha afirmado Fernández Sanz, es la vivienda de Villarrobledo, ubicada en la calle Paloma, con capacidad para seis personas, recordando que desde su apertura en 2005, se han atendido a un total de 25 personas, siete de ellas en el último año.

La vivienda supervisada de Villarrobledo cuenta con un equipo de dos monitoras residenciales que dependen a nivel laboral de la Mancha y a nivel técnico y organizativo la vivienda está vinculada al Centro de Rehabilitación Psicosocial y Laboral (CRPSL) de la localidad , siendo realizada la supervisión técnica de la misma por la Terapeuta Ocupacional del CRPSL .

De manera semanal, el equipo de la vivienda, formado por las dos monitoras de la vivienda supervisada y la terapeuta ocupacional del centro de rehabilitación, se coordina para realizar seguimiento de los planes de atención consensuados con cada residente, así como para abordar aspectos relativos a la organización y funcionamiento de la vivienda.

Fernández Sanz ha destacado que en el último año “se han acometido obras de accesibilidad y reforma en la vivienda, por cerca de 86.000 euros, gracias a las cuales se han adaptado los baños, cuatro de los seis residentes cuentan con una habitación individual y además se han ampliado y adecuado los espacios comunes de la vivienda, pasando de uno a cuatro espacios, lo que repercutirá en una mejora de la estancia y calidad de vida de los residentes de la vivienda”.

Por otra parte, Fernández Sanz ha destacado la labor que la y Amigos de Enfermos Mentales (AFAEM), está realizando en la gestión del Centro de Rehabilitación Psicosocial y Laboral.

El consejero ha explicado que el seguirá insistiendo en destacar la importancia de la inserción laboral en el tratamiento de las personas con problemas de salud mental.

“El enfoque que propone el Gobierno de Castilla-La Mancha es doble”, ha indicado Fernández Sanz, explicando las dos vertientes en las que es importante trabajar, como son la salud mental en el trabajo y el trabajo para las personas con trastorno mental grave.

Asimismo, el consejero ha anunciado que a través de los planes de empleo de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo el programa Profesional Experto continúa en 2017-2018 con la contratación de 15 personas más un coordinador, que se desarrollará en 14 Centros de Rehabilitación Psicosocial y Laboral de las cinco provincias.

Para concluir su intervención, Fernández Sanz ha explicado que próximamente verá la luz el Plan de Salud Mental, “que supondrá un avance muy significativo en los proyectos y el incremento de recursos de la Red Integral de atención a las personas con trastornos mentales en Castilla-La Mancha”, ha asegurado.

El centro ámbito de actuación del CRPSL es el de la localidad de Villarrobledo y comarca, abarcando un total de 72.733 habitantes. Cuenta con un equipo compuesto por cinco profesionales, psicóloga, trabajadora social, terapeuta ocupacional, monitora y auxiliar administrativo, atendiendo en el 2016 a 81 personas y sus familiares.