El va a abonar en las cuentas de 6.500 agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha un total de 30 millones de euros correspondientes a las ayudas agroambientales para fomento de pastoreo y a la producción ecológica, pago que se hará efectivo el último viernes de este mes de noviembre.

Así lo ha anunciado esta tarde el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha mantenido un encuentro de trabajo con la Ejecutiva de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) en Castilla-La Mancha, encabezada por su secretario General, .

De esta forma, ha destacado, se va a proceder al pago al fomento del pastoreo por importe superior a los 4,8 millones de euros de los que se beneficiarán 1.000 profesionales, mientras que en el caso de los pagos de la producción ecológica, serán un total de 24,5 millones de euros, que se ingresarán a 5.500 agricultores.

Martínez Arroyo ha indicado que se trata de ayudas muy importantes que van directamente a los profesionales de la agricultura y la ganadería, “los que se juegan su dinero en el campo”, y que, además, adquieren un compromiso desde un punto de vista medioambiental que es “esencial para este Gobierno regional”.

De esta manera, y desde el punto de vista político, ha manifestado que se ha dado el caso de que en Castilla-La Mancha hubo “un Gobierno en marzo de 2015 que sacó una convocatoria sin fondos suficientes” para los agricultores de ecológico de la región, y eso “no se puede ni se debe hacer”.

Esto, ha insistido, ha perjudicado a los agricultores ecológicos, “que no cobran las primas que el otro Gobierno les prometió”, pero sí cobran “en tiempo y forma” los cerca de 25 millones de euros de pagos de producción ecológica anunciados hoy “gracias a que este Gobierno se comprometió con ellos al principio de la legislatura”, porque si no, ha proseguido, “muchos de ellos, estarían fuera del sistema”, en una región donde actualmente se cuenta con más fondos, más agricultores y más hectáreas en superficie de este modelo productivo.

Trasladar con una voz única la posición de la región en la defensa del agua

Durante el encuentro que esta tarde se ha mantenido en la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se han abordado también otras cuestiones de relevancia para el sector como es el acceso al agua.

En este sentido, se ha destacado la importancia del apoyo de las entidades del sector al documento de posición en defensa de este bien común impulsado desde el Gobierno de Castilla-La Mancha y en la que se ha trabajado con todos los interlocutores de la región, desde los sociales, económicos, agrarios y ecológicos para conseguir un documento que sea suscrito por todos, y trasladar con “una voz única” lo que Castilla-La Mancha quiere en esta materia para poder negociar a nivel nacional “no solo a medio plazo”, sino de cara al futuro, una cuestión tan importante como es el agua.

Así, Martínez Arroyo ha agradecido el compromiso de COAG en esta materia y ha recordado que el objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha es que el documento pueda comenzar a recabar las firmas de todos los agentes una vez se haga público con las aportaciones que se han recogido, antes que finalice el año y que “vayamos todos juntos”.

Es un documento general, ha recordado, “que puede ser firmado por todos” y que pretende defender los intereses de Castilla-La Mancha en materia de agua, algo que se ha mostrado convencido que se puede lograr en Castilla-La Mancha y más aún en un momento en el que “nos debemos retratar todos” y que se diga desde los partidos políticos a los ciudadanos “cuál es su posición si se defiende o no intereses agua”.

Consiguiendo más logros: el origen en el etiquetado de la miel

Además, sobre la mesa de la reunión de esta tarde, se ha trasladado una cuestión de relevancia tanto para COAG como para los profesionales del sector apícola, ya que está a punto de conseguirse que sea obligatorio etiquetar el origen en los envases de la miel de nuestro país.

Este asunto es una de las demandas que se vienen haciendo desde el sector y concretamente desde la que se ha luchado desde esta organización agraria, algo que ha sido traslado desde el Gobierno regional de manera reiterada “y está a punto de aprobarse gracias al esfuerzo de todos y de la organización”.

Con el etiquetado del país de origen en la miel se ayudará, ha dicho Martínez Arroyo, a que los derechos de los agricultores en la cadena agroalimentaria se defiendan mejor y a que los derechos de agricultores en la cadena agroalimentaria se defienda mejor.