La directora del , Pilar Callado, ha participado en la presentación del cupón especial de la ONCE con motivo del Día de la Igualdad Salarial, que se conmemora el 22 de febrero, una iniciativa que ayuda a “visibilizar” la desigualdad salarial que sufren las mujeres y en particular las mujeres con discapacidad.

En el acto organizado por la ONCE han participado la representante de las mujeres y niñas con discapacidad en el , , y la jefa del Departamento de Juego de la ONCE, María Carmen Hidalgo, que han explicado que donde más visible es la brecha salarial y de género es entre hombres sin discapacidad y mujeres con discapacidad. Según los datos que han aportado, del INE del año de 2017, la tasa de actividad de los hombres sin discapacidad es de 72,4% y la de las mujeres con discapacidad es del 33,6%.

Pilar Callado ha recordado que reducir la brecha salarial es una cuestión de justicia social y de garantía de los derechos de las mujeres, quienes para poder ejercer una ciudadanía plena deben tener todos sus derechos garantizados. Por tanto, proteger y mejorar los derechos laborales, salariales y económicos de las mujeres, y en particular los de las mujeres con discapacidad que sufren discriminación múltiple, “es una cuestión irrenunciable”.

En este sentido, ha añadido que “hay que acabar con la segregación horizontal y vertical para que las mujeres podamos acceder a los puestos que queramos e ir alcanzado los puestos de liderazgo. Ese es el objetivo, más costoso aún para las mujeres con discapacidad, por tanto, tenemos que poner la maquinaria en marcha para reducir y eliminar totalmente esta brecha”.

Transversalidad

En Castilla-La Mancha, ha recalcado Callado, “el Gobierno tiene muy claro el concepto de transversalidad, por lo que cada consejería tiene sus propias medidas para luchar contra las desigualdades salariales y las diferentes brechas”. En concreto, la Consejería de Igualdad a través del Instituto de la Mujer, dispone de diferentes ayudas, una de ellas son las subvenciones para prevenir la discriminación múltiple, es decir paliar la situación de múltiple discriminación que sufren las mujeres con discapacidad, migrantes o que viven en entornos rurales.

Además, hay una línea de subvenciones dotada con 125.000 euros para impulsar planes de igualdad para las empresas, entidades sin ánimo de lucro y corporaciones locales cuyo objetivo es que las propias organizaciones disminuyan las desigualdades. En ese sentido, Callado ha puesto en valor que “las entidades sin ánimo de lucro, como la ONCE, sean impulsoras del principio de igualdad y fomenten que sus entornos de trabajo sean espacios igualitarios, respetuosos, y libres de toda discriminación y estereotipo de género”.

Finalmente, existe otra línea específica de subvenciones para la reducción de brechas de género en el ámbito laboral que pretende acabar con la segregación horizontal y vertical del mercado de trabajo castellano-manchego; esta línea de ayudas está dotada con 50.000 euros que en 2019 posibilitaron la realización de varios proyectos con los que, tras un diagnóstico de la situación de partida, se impulsan acciones para actuar en consecuencia, ha explicado Callado.

El Área Laboral de los centros de la mujer

En materia de empleo y creación de empresas, el Área laboral de la Red de Centros de la Mujer de Castilla-La Mancha proporciona información, orientación y asesoramiento individualizado a las mujeres en materia de búsqueda de empleo, creación de empresas o información relacionada con la solicitud de subvenciones y ayudas.