El Gobierno regional activa un servicio de envejecimiento activo para zonas rurales en 23 municipios de la provincia de Albacete, con el objetivo de extender estos programas de mejora integral de los aspectos físicos, psicológicos y sociales de las personas mayores, poniendo a disposición de estas localidades, actuaciones para el fomento de la autonomía personal y promoviendo recursos saludables.

La selección de las poblaciones destinatarias de envejecimiento activo en el medio rural responden a la definición de áreas geográficas con necesidades específicas de desarrollo. En total, la Dirección provincial de Bienestar Social ha establecido 3 Zonas en la provincia de Albacete.

Zonas ITI y Centro para extender este Servicio de Envejecimiento Activo

Así, la Consejería de Bienestar Social ha elegido 16 municipios de la denominada zona de Inversión Territorial Integrada (ITI), de los que 10 pueblos dependen a la comarca de la Sierra de Alcaraz y Campos de Montiel (Alcaraz, Povedilla, Villapalacios, Lezuza, El Ballestero, Ossa de Montiel, Balazote, Vianos, Salobre y Viveros); y 6 localidades pertenecen a la comarca de la Sierra del Segura (Elche de la Sierra, Yeste, Riópar, Bogarra, Nerpio y Molinicos”.

Además, el Ejecutivo autonómico ha elegido una tercera zona denominada “Zona Centro” por mayor proximidad a Albacete capital, pero con una población mayor considerable para extender este servicio a otros 7 municipios (Chinchilla, Pozocañada, Albatana, Ontur, Fuenteálamo, Tarazona de la Mancha y Villalgordo del Júcar).

Entidades sin Ánimo de Lucro en la colaboración

Esta experiencia piloto ha sido presentada hoy, en una Jornada Informativa realizada en la Residencia del Paseo de la Cuba, en la que también han participado las dos entidades privadas sin ánimo de lucro que participarían de este nuevo servicio, como son la Asociación para la cultura y el ocio de la tercera edad (ACOTE) y la Asociación de Mujeres para la Formación y el Desarrollo (AMFORMAD).

Ambos colectivos que cuentan con una subvención conjunta de 115.000 euros, de la que ACOTE recibe 42.000 euros en este ejercicio 2018, y AMFORMAD 73.000 euros, han pedido la colaboración de los Ayuntamientos de estas localidades para la prestación del servicio, disponer de un espacio y contar con la implicación de las Entidades Locales para que las actividades se adaptan a las características de cada municipio y cuenten con la dinamización de sus servicios sociales.

La directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma ha estado presente este encuentro informativo y ha recordado que con este proyecto “se pretende persigue garantizar en condiciones de igualdad, los servicios de fomento de la autonomía personal, la atención personalizada y la protección de derechos de las personas mayores, en zonas rurales y con menor densidad de población”.

Coloma ha trasladado que es uno de los objetivos del Gobierno regional seguir ampliando servicios en el medio rural, y ha recordado que este “mapa de actuación del Envejecimiento Activo” es complementario a otras iniciativas como la Red de Centros de Mayores, y programas como el acceso a las nuevas tecnologías, podología itinerante, y los talleres “Ven a poner tu Mente en Forma”, y “Ven a poner tu Cuerpo en Forma”.