La voluntad del de mantener y apoyar la pervivencia de nuestras tradiciones se hizo patente el pasado fin de semana en Puerto Lápice con la presencia del delegado provincial de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, Alonso, para participar en los actos en honor de San Antón, muy señaladas en el calendario festivo local y en el de muchos municipios de nuestra provincia.

El representante del regional asistió en primer lugar a la función religiosa y a continuación acompañó a la alcaldesa, María Rosa Requena, y a su corporación en la procesión por las principales calles del casco urbano, al término de la cual que Francisco Pérez destacó la importancia de las tradiciones y fiestas populares y el interés del por mantenerlas y potenciarlas.

En Puerto Lápice las fiestas de San Antón comienzan la víspera con la bendición de los animales y con una hoguera y el disparo de fuegos artificiales. Al día siguiente, al acabar la procesión, se celebran la tradicional puja de brazos y subasta de objetos donados al santo por los vecinos de la localidad con el fin de recaudar fondos para la cofradía de Nuestra Sra. del y .

La fiesta tiene su colofón el 19, día en que los porteños celebran San Antoncillo con una quema de fuegos artificiales por las calles del pueblo.