Uno de los principales asuntos que ha tratado el consejero castellano-manchego en una reunión con la secretaria de Estado de Medio Ambiente, , durante más de dos horas y en la que ha estado acompañado de los dos directores generales de Política Forestal y Espacios Naturales, y de Desarrollo Rural, , para tratar asuntos también relacionados con la sequía acuciante en la región y las inversiones pendientes para los regadíos de Castilla-La Mancha, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El consejero ha señalado que es una “anomalía” que Castilla-La Mancha sea la única Comunidad Autónoma del Estado a la que queda por transferir la gestión directa de sus Parques Nacionales y ha exigido que “se haga cuanto antes”, ante el “ambicioso”, proyecto de educación ambiental dotado con 1,5 millones de euros de presupuestos propios, en el que la Consejería pretende a través de sus espacios naturales potenciar la educación ambiental, tras una legislatura en la que no se invirtieron fondos públicos a esta política.

La transferencia de estos espacios está contemplada en la propia Ley de Parques Nacionales y en una sentencia del de 2004 que recoge la competencia autonómica de estos espacios, ha explicado Martínez Arroyo. Con esta base legal, el Gobierno regional ha reclamado, de nuevo, celeridad para asumir su gestión para el mantenimiento de su prestigio y los cuidados para preservar estos dos espacios únicos en los Montes de Toledo y en Ciudad Real, algo que el consejero cree que beneficiará “al ámbito del turismo”.

CUMPLIMIENTO DEL PLAN DE PRIORITARIAS

Además, Martínez Arroyo ha insistido en la necesidad de que se apliquen también “medidas urgentes” contra la sequía en Castilla-La Mancha “donde se ha invertido un solo céntimo”. Y se tengan en cuenta indicadores de la escasez de agua en los embalses de las cuencas altas de los ríos de Castilla-La Mancha y la situación específica de los ríos a su paso por nuestra región.

Asimismo, el consejero ha instado a la secretaria de Estado a que traslade el mensaje al Gobierno central para que “cumpla” con el Plan de Actuaciones prioritarias en materia de agua, aprobado en el 21 marzo de 2014, que contemplaba los proyectos de modernización de regadío en la segunda fase de sustitución de bombeos en el acuífero de la Mancha Oriental (Albacete y Cuenca); elevar agua desde el arroyo de Las Parras (Talavera de la Reina) desarrollar nuevos regadíos en el (Ciudad Real) y en Mora (Toledo), todas ellas inversiones previstas para ejecutar entre 2015 y 2017 y que siguen pendientes.