El vicepresidente primero del , , ha destacado hoy que en el Ejecutivo autonómico estarán “vigilantes” para que los compromisos asumidos por el presidente del Gobierno central, , en su reunión con el presidente regional, , tengan reflejo presupuestario en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019.

Martínez Guijarro, que ha ofrecido detalles hoy, en el Palacio de Fuensalida, sobre los acuerdos adoptados en este encuentro celebrado en La Moncloa, ha calificado dicha reunión de “satisfactoria” tras abordar asuntos prioritarios para la región como la financiación autonómica, la política hidráulica, el futuro del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares o infraestructuras, entre otros.

Precisamente en materia de infraestructuras, Martínez Guijarro ha subrayado el compromiso del presidente Sánchez de mejorar “con carácter inmediato” el servicio de ferrocarril entre Madrid y Extremadura, que pasa por Talavera de la Reina, con la renovación del material rodante de la línea.

Infraestructuras

Además, el Gobierno regional también obtuvo el compromiso del de destinar 1.120 millones de euros en los próximos ejercicios presupuestarios a la línea de AVE entre Madrid y (), así como acelerar los estudios previos para la llegada de la alta velocidad a Extremadura, pasando por Castilla-La Mancha.

Del mismo modo, el Ejecutivo central se comprometió a agilizar la puesta en marcha de los títulos multiviaje con tarifa AVANT, que permiten reducir sensiblemente el coste de los trayectos, en la línea Madrid-Cuenca; a lo que el presidente regional sumó la petición de que dicho sistema se implante también en la conexión con Albacete y que el Gobierno central “estudiará”.

En materia de carreteras y autovías, ambas dirigentes abordaron numerosas cuestiones que serán analizadas con mayor detalle en un próximo encuentro con el ministro de Fomento y entre las que se incluyen la necesidad de trabajar en la definición de la alternativa de la A-43 por y en la provincia de Ciudad Real; una actuación de carácter urgente en la N-430, por ser una carretera muy saturada y con varios puntos negros; o la culminación de la A-32 entre Linares (Jaén) y Albacete.

Del mismo modo, el Gobierno regional instó al Ejecutivo central a cumplir “escrupulosamente” el convenio suscrito hace años por el que la Comunidad Autónoma se hace cargo de la autovía entre Cuenca y Albacete, que ya contaba con dos tramos adjudicados y fueron paralizados por el anterior , y el Gobierno de España ejecuta la Autovía de La Alcarria.

Además, el Gobierno de Castilla-La Mancha trasladó al presidente Sánchez que no renuncia a la autovía entre Cuenca y , aunque en la A-40 lo “más urgente” es terminar la conexión entre y Toledo.

Igualmente, pidió desbloquear administrativamente los proyectos de las plataformas logísticas de Talavera de la Reina y Alcázar de e insistió en la necesidad de que el Gobierno de España pueda desarrollar suelo industrial en ambas ciudades a través del SEPES.

Un “cambio de rumbo” en la política hidráulica

En materia de agua, el vicepresidente primero ha subrayado que el encuentro de ambos dirigentes ha permitido constatar el “cambio de rumbo” del Gobierno de España con el compromiso de duplicar la capacidad de desalación en el Levante en 2021 de tal manera que “el trasvase se haga innecesario” y el desbloqueo “tras muchos años” del sistema de abastecimiento a los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía.

Del mismo modo, Martínez Guijarro ha insistido en la voluntad del Gobierno de España de “dar carpetazo” al proyecto del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de (Cuenca), pues su ubicación presenta “dudas técnicas” y no aúna “consenso social”.

La despoblación, criterio en la nueva financiación autonómica

Por otra parte, ambos Gobiernos han coincidido en la necesidad de tener en cuenta la despoblación a la hora de abordar el nuevo sistema de financiación autonómica, pues este aspecto influye claramente en el coste que tiene prestar servicios básicos como la educación, la sanidad y los servicios sociales. En este punto, Martínez Guijarro ha cifrado en unos 1.300 millones de euros la infrafinanciación que sufre la Comunidad Autónoma.

Por ello, entre las más de 150 propuestas planteadas por el presidente García-Page, está contemplar en la financiación autonómica condicionantes de carácter sociodemográfico como la despoblación o el envejecimiento.

Además, Castilla-La Mancha ha reclamado la necesidad de buscar “mecanismos” para que la ejecución de los fondos estructurales no compute en los objetivos de déficit, ya que lo contrario supone una dificultad añadida a las Comunidades Autónomas.

El Ejecutivo regional ha aplaudido la intención del de recuperar el Fondo de Cohesión Sanitaria que el anterior “dejó a cero”, así como el incremento en los próximos Presupuestos Generales del Estado de la partida destinada al Sistema de la Dependencia.