Así se ha pronunciado el portavoz del Ejecutivo regional, , preguntado al respecto en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos aprobados esta semana por el .

Dicho esto, ha apuntado que Castilla-La Mancha tiene una ratio de 27 licencias de taxi frente a una de VTC, algo que se acerca mucho a las reivindicaciones del sector del taxi en la comunidad autónoma que solicita 30 licencias de taxi y una de VTC.

Asimismo, el portavoz del Gobierno castellano-manchego ha reconocido que el conflicto taxi-VTC es un problema más generalizado en grandes ciudades, al tiempo que ha afirmado que en Castilla-La Mancha hay “muy poquitos” vehículos de alquiler con conductor y, además, “no operan dentro de las ciudades”, sino que “hacen viajes interurbanos”.