Así lo ha apuntado en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del , el portavoz regional, , a preguntas de los medios sobre la sentencia dada a conocer este martes por CCOO y que obliga a la Junta a usar señalización V1 en vehículos de agentes medioambientales.

Hernando ha explicado que el Gobierno castellano-manchego adquirió “hace mucho tiempo” los dispositivos a los que hace referencia la sentencia y que espera la respuesta de la DGT porque “está poniendo impedimentos y obstáculos” a la hora de instalarlos.

“No les gusta, en este caso, que el color de la luz sea azul y estamos hablando con ellos y vamos a hacer las averiguaciones jurídicas pertinentes para saber de qué manera se puede desbloquear esta situación”, ha concluido el portavoz regional.