Descargar el texto íntegro del Plan: Plan Extraordinario por el Empleo 2015-2017 JCCM.pdf

El destinará 224 millones de euros, desde ahora y durante los dos próximos años, para el Plan Extraordinario por el Empleo, que permitirá a 60.000 hombres y mujeres volver al mercado laboral o ingresar en él por vez primera, de modo que no se queden fuera de la recuperación socioeconómica de la región.

Así lo ha anunciado esta mañana el presidente de Castilla-La Mancha, , junto a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, , y el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, , en una comparecencia tras el , durante la que este Plan Extraordinario ha sido el asunto protagonista.

Durante la misma, ha señalado que este Plan, de carácter temporal y urgente, tiene dos grandes objetivos estratégicos. Por un lado, la Iniciativa de empleo juvenil -un grupo de actuaciones para facilitar la cualificación y el acceso al empleo de menores de 30 años- y, por otro, un Plan de rescate para el desempleo de larga duración.

Iniciativa de empleo juvenil

La Iniciativa de empleo juvenil se desarrollará en torno a tres ejes. Por un lado, el Gobierno regional ha diseñado un Programa para la adquisición de competencias básicas para el aprendizaje de los menores de 30 años. Con esta actuación se pretende facilitar que los y las jóvenes desempleadas que carecen de la ESO puedan acceder en el mínimo tiempo posible a esta titulación, o a una acreditación que les permita incorporarse a un itinerario formativo para la obtención de certificados de profesionalidad de, al menos, nivel 2.

De este modo, se convocarán pruebas extraordinarias desde el sistema educativo regional para acceder al título de ESO, además de contemplarse una convocatoria desde la propia Consejería de Economía, Empresas y Empleo de pruebas de validación de competencias básicas para jóvenes sin ESO. Asimismo, se establecerá una oferta extraordinaria de formación para la adquisición de competencias mínimas, aprovechando las posibilidades que ofrece el e-learning y las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

También dentro de las medidas para facilitar el acceso al empleo a los más jóvenes está el Programa de formación y aprendizaje, cuyos principales beneficiarios serán jóvenes en desempleo con la ESO, pero sin cualificación profesional.

En este caso, el Gobierno regional establecerá ayudas a empresas y centros de formación homologados para impulsar contratos de formación y aprendizaje de un año de duración. Se ofrecerán hasta 1.500 euros para formación de cada alumno por año, una ayuda salarial del 50% del salario mínimo durante un año al 75% de jornada y también habrá ayudas a la transformación de estos contratos en indefinidos. Estas ayudas son compatibles con cualquier otra a la que tengan derecho. En cuanto a la tercera línea de trabajo del Ejecutivo castellano-manchego para la juventud, el llamado ‘contrato puente’ para jóvenes con cualificación, permitirá a quienes finalizan sus estudios -preferentemente si están inscritos en el Programa de Garantía Juvenil- un primer empleo de calidad ajustado a su titulación.

De este modo, el Gobierno regional permitirá a empresas, entidades sin ánimo de lucro y entidades locales de Castilla-La Mancha realizar un contrato en prácticas de al menos un año de duración, en una ocupación propia de la titulación adquirida. La subvención equivaldría a la mitad del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) anual para cada contrato.

Además, si los desempleados y desempleadas optan por un proyecto de emprendimiento, podrán emplear la ayuda a la que tuvieran derecho para cubrir los costes del establecimiento de su empresa.

Plan de rescate para el desempleo de larga duración

Por su parte, el Plan de rescate para el desempleo de larga duración contempla dos grandes iniciativas bien diferenciadas. Por un lado, el Plan para personas que han agotado su protección, que busca poner en marcha contratos de carácter temporal, de seis meses de duración y jornada completa, para personas desempleadas con estas condiciones de desprotección. Estos contratos, que podrán realizar entidades locales, entidades sin ánimo de lucro y organismos de la Junta de Comunidades, servirán para desarrollar obras o servicios de interés general o social.

Las medidas concretas contemplan una ayuda equivalente al SMI durante seis meses. Además, en municipios más pequeños, esta subvención será el equivalente a los costes salariales totales del SMI, incluida la seguridad social a cargo de la empresa.

El Plan de rescate para el desempleo de larga duración contempla también la llamada ‘Garantía +55 años’, una iniciativa de carácter extraordinario y temporal que ofrece una oportunidad estable para personas desempleadas mayores de 55 años. En este caso, serán los municipios y entidades sin ánimo de lucro de la región, así como organismos de la Junta de Comunidades de manera extraordinaria, los que puedan acceder a estas ayudas para poner en marcha proyectos comunitarios de colaboración social de una duración máxima de dos años prorrogables, en los que se integren las personas desempleadas de este perfil.

En este caso, las entidades promotoras recibirán una subvención equivalente al cincuenta por ciento del complemento al subsidio necesario para que las personas beneficiarias lleguen a percibir el SMI, así como la cuota por accidente de trabajo y enfermedad profesional. También dispondrán de una subvención adicional para los gastos de personal de apoyo destinado a la formación, orientación o coordinación de los proyectos.

Prioridad para mujeres víctimas de violencia de género y personas con discapacidad

Si bien este Plan va dirigido especialmente jóvenes con cualificación y sin ella, mujeres y hombres desempleados de larga duración que han agotado sus prestaciones y personas desempleadas mayores de 55 años, contempla de manera muy especial a sectores de la población como las mujeres víctimas de violencia de género y las personas con discapacidad, hacia quienes el Gobierno regional tendrá una especial sensibilidad.

Las mujeres víctimas de violencia de género podrán entrar en todos los programas previstos por el Plan Extraordinario aunque no cumplan los requisitos ni estén inscritas como desempleadas. En cuanto a las personas con discapacidad, tendrán prioridad absoluta en la selección para cualquier plaza de cualquier programa.

Con todo ello, el Plan Extraordinario posibilitará la creación de 60.000 empleos en Castilla-La Mancha, y lo hará de un modo especial en las zonas más afectadas por la crisis, donde el Ejecutivo castellano-manchego aportará un mayor esfuerzo.

Más de 32 millones de euros para empresarios y autónomos como empleadores

Por otro lado, el Plan Extraordinario por el Empleo contempla líneas exclusivas para empresarios y autónomos como empleadores como el citado ‘contrato puente’, dotado con 22,7 millones de euros, y el Programa de formación y aprendizaje, con 9,8 millones, de modo que habrá 32,5 millones de euros dedicados casi exclusivamente a empresas y autónomos que quieran contratar a menores de 30 años.

Pero además y de manera específica, los autónomos podrán ser beneficiarios del Plan para personas que han agotado su protección. Y es que, aunque no tengan derecho a prestación, si cumplen ciertos requisitos como haber estado dos años cotizando como autónomos y otros dos en situación de desempleo -lo mismo que se le requiere a un trabajador por cuenta ajena- podrían ser contratados en este programa.

Tanto el ‘contrato puente’ como la ‘Garantía +55 años’ permitirían a las personas beneficiarias la posibilidad de transformar la ayuda para su contratación en un respaldo para emprender su propio proyecto. Asimismo, este tipo de ayudas son compatibles con las que ya existen en la Comunidad Autónoma y con aquellas procedentes del Estado.

Que nadie se quede fuera de la recuperación socioeconómica de la región

Durante los cuatro últimos años se han perdido 66.700 empleos en la región, un 8,47% del empleo total, y el 45,3% de ellos tiene rostro de mujer. Además, se da la circunstancia de que casi una de cada nueve personas ha perdido su puesto de trabajo en este periodo, lo que sitúa a Castilla-La Mancha como la tercera Comunidad Autónoma que más empleo ha destruido.

Todo ello hace necesario recomponer una estrategia de empleo y, de forma urgente, atender a las personas que están en peor situación, aquellas más gravemente afectadas por la situación económica. Por este motivo, las numerosas medidas que conforman este Plan Extraordinario por el Empleo buscan que ningún hombre ni mujer de Castilla-La Mancha se quede fuera del proceso de recuperación social y económico de la región.

Siguiendo la línea de participación y consenso del Ejecutivo castellano-manchego, el Plan ha contado y contará con la participación de todos los agentes e instituciones implicadas en luchar contra el desempleo, tanto en su gestación, como en el desarrollo y posterior seguimiento. Además, tiene un marcado carácter transversal, implicando a todo el Gobierno, y es un claro fruto de la cooperación administrativa, ya que permite canalizar el esfuerzo colaborativo de municipios, diputaciones y Ejecutivo regional y nacional.

Descargar el texto íntegro del Plan: Plan Extraordinario por el Empleo 2015-2017 JCCM.pdf