Alcaldes y concejales de la provincia de Guadalajara participan hoy en una jornada sobre puesta en marcha por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, con el objetivo de concienciar y formar a los ediles sobre los beneficios de este nuevo modelo de trabajo.

El viceceonsejero de Administración Local y Coordinación Administrativa, , ha sido el encargado de inaugurar la jornada junto al secretario general de la FEMP en Castilla-La Mancha, y el delegado de la Junta en Guadalajara, , y ha destacado que “la administración electrónica pretende principalmente ahorrar trámites y ser mucho más eficaz en la prestación de servicios”. “Cuando el ciudadano perciba eso”, ha agregado , “verá las ventajas que supone este nuevo modelo de relación con la administración”. La principal de esas ventajas, es a juicio del viceconsejero, “la inmediatez”.

Debido a los cambios en la metodología en el trabajo que supone este nuevo concepto de administración, la Consejería ha convocado la jornada de hoy, centrada en la formación sobre la aplicación de la administración electrónica en las entidades locales. La legislación obliga ya a las administraciones a relacionarse con las personas jurídicas por medios electrónicos y “es muy importante incorporarse a esa metodología”, ha destacado Fernando Mora, que ha agregado que, “estamos en una administración sin papeles y los alcaldes y concejales deben saber qué significa eso y qué reforma deben hacer para que sea una realidad”.

La principal novedad de esta nueva forma de trabajo es la “mayor calidad y mejora en las relaciones con los ciudadanos”, ha destacado el viceconsejero, que ha añadido que “aunque aparentemente no sea trascendente, es un cambio muy importante porque aporta numerosas ventajas al ciudadano, ya que lo que la administración electrónica pretende es ahorrar trámites y ser mucho más eficaz en la administración de los servicios”.

En cualquier caso, el viceconsejero admite que el cambio tardará tiempo en implantarse, pero la legislación obliga a ir dando pasos en ese sentido y “en la medida en que tomemos conciencia junto con alcaldes, concejales y representantes de administraciones en general, la cosa irá bien, los ciudadanos verán beneficios y tendremos una sociedad más moderna y mucho más avanzada y de eso es de lo que se trata”.

La aplicación de la Administración Electrónica presenta más dificultades en pequeños municipios, que no siempre disponen de los medios necesarios para su correcta aplicación. En esos casos cobra especial relevancia el trabajo de las Diputaciones a través de su servicio de al Municipio. es especialmente complicada en una provincia como Guadalajara, que cuenta con 288 municipios de los que 246 tienen menos de 500 habitantes. Desde el Gobierno regional se imparte la formación adecuada para implantar esta nueva forma de relación con el ciudadano, pero el viceconsejero ha recordado que los municipios más pequeños requieren de esa asistencia que ofrecen las Diputaciones.

En cualquier caso Fernando Mora ha hecho especial hincapié en que “por supuesto que nadie tema que si va con sus papeles a la Administración no se le va a atender”. A día de hoy solo las personas jurídicas tienen obligación de que esa relación sea vía telemática, y las personas físicas pueden elegir esta vía o la tradicional con presencia y papeles y en ambos casos se les atenderá.

Desde la Consejería se es consciente de los problemas de alfabetización en nuevas tecnologías que existe con las personas más mayores lo que dificulta la rápida aplicación de este sistema. Fernando Mora ha sido contundente al afirmar que se respetará esa circunstancia y “el papel seguirá vivo”, si bien cada vez será algo más residual en la Administración, que en unos años lo desterrará de sus actuaciones. Además la intención es que las Oficinas de Información y Registro que el Gobierno regional tiene en marcha en toda la región pasen a ser Oficinas de Asistencia al Ciudadano, desde las que se facilitará el apoyo necesario en este sentido.