Toledo, 30 de noviembre de 2016.- “Con la entrega hoy por parte de la empresa concesionaria del proyecto de ejecución al Ayuntamiento de la capital regional, hemos dado un paso más para la puesta en marcha del nuevo ; un proyecto que va a suponer un importante impulso para la creación de empleo en nuestra provincia” ha señalado hoy el delegado de la Junta en Toledo.

Javier Nicolás ha hecho esta afirmación durante el acto de entrega del proyecto de ejecución del nuevo Hospital Universitario de Toledo al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital, , quien ha recibido el nuevo proyecto de manos de los representantes de la empresa concesionaria.

El responsable del Gobierno regional en la provincia de Toledo ha señalado que “una vez superados los trámites municipales, la construcción del grueso de las obras que faltan y la apertura del Hospital va a suponer que más de 1.000 personas de la provincia y de la región tengan un empleo a lo largo del año 2017, tanto en puesto de trabajo directos e indirectos, conforme se vaya desarrollando el proyecto”.

Javier Nicolás ha reiterado que “el firme compromiso” del Gobierno regional con la creación de empleo, la recuperación de una sanidad y una educación públicas de calidad y la atención a las personas y los colectivos más vulnerables.

Según ha explicado Javier Nicolás, este nuevo proyecto difiere mucho del que se encontraron cuando llegaron los actuales responsables del SESCAM y “viene a solventar importantes problemas que planteaba el anterior proyecto, así como incorpora nuevas necesidades que no estaban contempladas en el anterior plan funcional”.

“Se trata de un proyecto que es fruto del diálogo y el consenso con los profesionales, para conseguir un centro que facilite el trabajo del personal sanitario y que mejore la asistencia a los pacientes” ha subrayado el delegado de la Junta en Toledo.

Resolución de problemas e incorporación de nuevas necesidades

En este sentido, Nicolás ha recordado que el nuevo proyecto da respuesta a algunos problemas detectados desde el punto de vista arquitectónico, ya que el anterior proyecto confería al hospital un carácter vertical, al usar sólo dos peines de los cinco con que cuenta el hospital, lo que planteaba una circulación bastante complicada a base de ascensores.

Por el contrario, el proyecto de ejecución actual, recupera la horizontalidad del hospital al usar cuatro de los cinco peines de hospitalización, con lo que se da una mejor solución a la accesibilidad y circulación por el centro sanitario. Además, esta horizontalidad permitirá el futuro desarrollo del hospital sin afectar a su funcionamiento.

Nicolás indicaba que “el proyecto básico adjudicado ya no daba respuesta ni siquiera a los problemas y necesidades actuales del Virgen de la Salud, por lo que el nuevo se introduce importantes cambios e incorpora nuevas necesidades no contempladas anteriormente”.

Así, el proyecto actual supone un incremento en 23.000 metros cuadrados de la superficie construida para incorporar nuevas necesidades y mejoras como un área de Reproducción Asistida, unidades de Ictus, del Dolor y de Patología Mamaria, un Laboratorio Vascular, así como un área específica para el trabajo de coordinación de trasplantes. Igualmente, se incorporan recursos asistenciales que habían quedado fuera como la litotricia y la cirugía programada de Traumatología.

Por otra parte y siguiendo las políticas de humanización que está impulsando el en el sistema sanitario público regional, el nuevo proyecto contempla que toda la hospitalización obstétrica se realice íntegramente en habitaciones individuales. Asimismo, se duplica el espacio destinado a la de adulto, lo que permitirá llegar a los 56 boxes, distribuidos en dos plantas.

El nuevo proyecto contempla también la incorporación de un área de radiología de urgencias, dotadas con TC, radiología convencional y ecógrafo; la creación de un área específica de hospitalización penitenciaria, así como el incremento del número de consultas externas y gabinetes funcionales.

Tras la entrega del proyecto, los técnicos municipales serán los encargados de revisarlo y proceder a la concesión de las licencias municipales correspondientes y poder continuar con el grueso de la obra. El plazo de ejecución que establece el proyecto es de 21 meses.