El portavoz de del Grupo Parlamentario en las Cortes Regionales, , ha denunciado hoy una ocultación de información “interesada” por parte del Gobierno de Page sobre el brote de listeria y la incidencia que ha tenido en Castilla-La Mancha.

Así se ha pronunciado Moreno, con motivo de la comparecencia a petición del GPP, para conocer las actuaciones y el protocolo realizado por la consejería de Sanidad en relación al brote de listeriosis detectado a nivel nacional y su incidencia en Castilla-La Mancha.

Moreno ha acusado al consejero de Sanidad de no querer dar explicaciones en sede parlamentaria al no asistir, esta tarde, a dicha comparecencia, acudiendo en su lugar el director general de Salud Pública.

En este sentido, Moreno ha lamentado el “caos informativo” y la descoordinación de la Dirección General de Salud Pública, ya que se desconoce el número concreto de afectados por listeria en nuestra región, qué ha pasado con el resto de casos estudiados, si se han tomado medidas preventivas, o si se han facilitado los estudios necesarios para aquellas personas en duda.

Por ello, el dirigente popular ha exigido al Gobierno de Page más seriedad y responsabilidad, puesto que ha habido una “desinformación absoluta” en sede parlamentaria y hacia en las Cortes.

De esta manera, el portavoz de Sanidad del GPP ha preguntado qué actuaciones ha realizado la consejería una vez decretada la alerta sanitaria nacional y si ha utilizado la televisión pública para realizar una campaña de concienciación social, ya que “el Gobierno regional tan solo ha colgado en su página web un video y cinco diapositivas”.

Pregunta qué protocolos ha establecido la consejería de Sanidad

Además de esto, Moreno ha exigido conocer qué protocolos se han establecido en al red sanitaria regional, si se han elaborado indicadores de actuación y si se han remitido a los profesionales cómo proceder y cómo actuar ante una alerta sanitaria nacional.

También, ha pedido saber qué procedimientos se han seguido con los posibles afectados, las conclusiones de las actuaciones practicadas y cómo se ha procedido con los productos del posible origen de las infecciones, así como quien los ha retirado y donde están.

También, se pregunta si ya ha habido conocimiento del resultado de las analíticas de los posibles casos afectados y el número concreto de afectados que hay en nuestra región.

Asegura que días antes de la alerta nacional ya existía un caso en Albacete

Por otra parte, Moreno ha asegurado que justo tres días antes de que se decretara la alerta nacional por listeria ya existía un caso en Albacete que la consejería de Sanidad no reconoció hasta un mes después.

Así, ha denunciado que la Junta de comunidades se ha limitado a realizar “cinco notas de prensa” relacionadas con la listeriosis y que cuatro días después de conocer la alerta sanitaria a nivel nacional, el Gobierno de Page insistía en que no había casos en Castilla-La Mancha.

En este sentido, ha detallado que el día 21 de agosto ya se hablaba de que había tres casos posibles por listeria en Cuenca y que fue el día 26 de agosto cuando el consejero reconoció en que se estaban estudiando 10 casos en la región, pero en ningún momento se refirió al detectado trece días antes en el Hospital de Albacete.

De esta manera, ha indicado que desde el 28 agosto hasta el 12 de septiembre no transcurrió información, momento en el que se confirma el primer caso de listeriorisis; un paciente que llevaba desde el día 13 de agosto ingresado en el Hospital de Albacete en estado de coma y que recibió el alta el 7 de septiembre; un total de 26 días hospitalizado y que en ningún caso la Junta ha mencionado a lo largo del brote de listeria.

Además de esto, ese mismo día, el 12 de septiembre, la consejería de Sanidad afirma que se trata de la misma cepa encontrada en la carne mechada que ha originado el resto de casos en nuestro país.

Por todo lo anterior, Moreno ha denunciado que durante 26 días la región ha estado sin control del producto de origen, ni del entorno, ni de la familia, por lo que el PP espera que nadie consumiera la misma carne afectada puesto que hasta 70 días después se puede contraer la enfermedad.

Y lo último que se conoce, según el portavoz de Sanidad del GPP, es que el 2 de octubre una embarazada en Guadalajara perdió su bebé por listerioris sin realizar al padre y a la hija las pruebas pertinentes para saber si tenían la enfermedad.