El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, ha asegurado hoy que la evolución del virus de la gripe A (H1N1) en la región es similar a la del resto del país, con un incremento de los contagios desde que se inició la temporada de otoño que sitúa la tasa en 130 casos por cada 100.000 habitantes, ligeramente por encima de la media nacional.

En total, en la región se estima que cerca de 20.000 personas pueden haber pasado ya la gripe A, mayoritariamente con sintomatología leve. Además, se han registrado un total de 6 fallecimientos de personas que habían contraído la enfermedad, cinco de los cuales presentaban patologías previas de base.

El consejero, que ha recordado los dispositivos y protocolos puestos en marcha por el Gobierno regional para responder a un posible aumento de la demanda asistencial durante el otoño y el invierno, aseguró también que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha podría aumentar a 413 el número de camas públicas reservadas si fuera necesario.

En estos momentos, la red de hospitales del Sescam cuenta con 231 camas de UCI, 39 de ellas para niños, así como de 291 respiradores específicos además de los destinados a quirófanos, salas de despertar y de urgencias, y si fuera preciso se podrían incrementar 50 nuevos puestos de cuidados críticos. Unos recursos que, si la pandemia evoluciona tal y como hizo en el Hemisferio Sur, serían suficientes.

Asimismo, el consejero ha señalado que contamos con los suficientes tratamientos farmacológicos antivirales para reducir el impacto de la enfermedad, ya que se compraron más de 406.750 tratamientos de los que 7.879 han sido distribuidos a los servicios asistenciales de la región tanto públicos como privados.

Tratamientos que, a partir del 1 de noviembre, se podrán adquirir con receta médica en las farmacias, según el acuerdo alcanzado entre el Ministerio y las comunidades autónomas en la última reunión del Consejo Interterritorial de Salud celebrado la pasada semana.

En esa misma reunión, las autoridades sanitarias decidieron que la vacunación frente a la gripe pandémica se iniciará en toda España a partir del 16 de noviembre. También se fijaron como grupos de riesgo los trabajadores sanitarios y trabajadores de residencias de mayores o atención a crónicos; las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, protección civil, instituciones penitenciarias, centros de atención a refugiados e inmigrantes y emergencias sanitarias; adultos y bebés de más de 6 meses con patologías de riesgo respiratorias y cardiovasculares crónicas, diabetes, insuficiencia renal, obesidad mórbida, enfermedad hepática, etcétera; y mujeres embarazadas.

El consejero de Salud y Bienestar Social se ha referido también al teléfono de la gripe, la línea gratuita 900232323 que entró en funcionamiento el pasado 15 de septiembre en el Sescam, y que ya ha recibido 3.285 llamadas, con una media de unas 80 al día. Y de ellas, 1.135, casi la mitad, fueron derivadas al personal sanitario específico.

Además, ha destacado que los distintos comités y subcomités nacionales y regionales que se incluyen en el Plan de Actuaciones frente a una pandemia de gripe de Castilla-La Mancha han celebrado más de 150 reuniones de coordinación.

El Gobierno de Castilla-La Mancha puso en marcha el pasado 7 de septiembre una campaña informativa de medidas preventivas frente a la gripe A con el objetivo de llegar a toda la población general y a todos los lugares de concentración de público con unos sencillos mensajes cuyo principal objetivo ha sido informar sobre el agente causal de la enfermedad, las vías de transmisión, sintomatología y cuidado de los enfermos, así como difundir las medidas preventivas y aconsejar sobre hábitos higiénicos sanitarios básicos para evitar contagios.

También se ha creado un acceso directo en la web institucional de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que recoge toda la información de interés sobre la nueva enfermedad, protocolos de actuación y planes de contingencia en los servicios sanitarios asistenciales y se irá actualizando con los contenidos que se estimen precisos.

Por último, el consejero de Salud y Bienestar Social, que ha puesto en valor la coordinación de los distintos servicios de salud de las Comunidades Autónomas, ha agradecido el trabajo realizado por todo el personal sanitario, por los profesionales de Salud Pública y, en concreto, los de epidemiología y los responsables del sistema educativo.