Las obras de este grupo de depuración han sido ejecutadas por la Consejería de Fomento, y su gestión, explotación y mantenimiento ha sido cedida a la entidad pública de Infraestructuras de Aguas de Castilla-La Mancha (IACLM). El presupuesto de adjudicación del contrato, que incluye la construcción de las EDARs y su explotación por dos años, supera los 5,1 millones de euros.

Según informa la Junta en nota de prensa, estas depuradoras, que forman parte de las más de 150 que “paralizó el Ejecutivo anterior en su día”, son capaces de atender de forma conjunta un volumen de agua residual del orden de los 1.210 metros cúbicos al día, y benefician a una población superior a los 7.050 habitantes, consiguiendo además “un claro beneficio ambiental al reducir la contaminación que hasta ahora llegaba a los ríos y acuíferos del Alto Guadiana”.

A continuación, el presidente se desplazará hasta la capital conquense para visitar, en el barrio de , el ‘Cuenca III’, que ha vuelto a prestar atención sanitaria recientemente “tras su cierre en el verano de 2014 por el anterior Ejecutivo regional”.

Cuenta con ocho cupos de Medicina General y ocho de Enfermería, además de trabajador social, matrona, tres auxiliares administrativos y una zona para la extracción de muestras. El servicio de continuará prestándose en el ‘Cuenca IV’, así como seis consultas de Medicina General, las urgencias de Primaria, las unidades de Salud Bucodental y Fisioterapia.