Está formado por los directoras y directores de las residencias públicas que atienden a un total de 2.323 personas mayores y a sus familias, así como por los técnicos tanto de servicios centrales como de las direcciones provinciales de Bienestar Social que se reunirán periódicamente para analizar las tendencias sociales y proponer actuaciones para, entre otras medidas, adaptar los Centros residenciales al Modelo de Atención Centrado en la Persona, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Además, el Grupo de Formación y Evaluación también se encargará de la observación, estudio y seguimiento del funcionamiento de los centros residenciales mediante foros de interacción, comunicación, contando con la participación de los profesionales de los propios centros y la Consejería de Bienestar Social, donde se tratan los asuntos comunes y se analizan los procesos en los que están inmersos estos Centros, permitiendo proponer las actuaciones pertinentes para contribuir a la mejora continua de la calidad de atención y del funcionamiento de los mismos.

Asimismo, se tiene en cuenta las nuevas necesidades y expectativas de la ciudadanía en la búsqueda de parámetros que unifiquen las diversas intervenciones por parte de los y las profesionales de los centros, respetando el carácter individual y específico de cada uno de ellos, como por ejemplo, los nuevos hábitos y valores sociales o la utilización de las nuevas tecnologías por residentes, familiares y profesionales.

Por tanto, entre otros aspectos, se van a analizar los riesgos y las oportunidades de las nuevas tecnologías de la comunicación, analizando su impacto en la vida cotidiana de la Residencia y su uso en la comunicación, el desarrollo de tareas, o la estimulación cognitiva.

El Grupo de Formación y Evaluación del Plan de Calidad y Eficiencia de los Centros Residenciales de Castilla-La Mancha se convierte, por tanto, en un espacio de intercambio, formación, investigación y evaluación del ‘Plan de Calidad y Eficiencia en Centros Residenciales 2018-2020’, en el que participan todos los agentes implicados en el proceso.