En concreto, los fenómenos costeros afectarán con aviso amarillo a y las tormentas tendrán en riesgo a , , Cuenca, y . El resto de las provincias estarán bajo aviso amarillo o naranja por altas temperaturas.

El riesgo importante por temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados afectará a , y y el aviso amarillo regirá para las provincias de , , , , Zaragoza, , , , , , , , , Guipúzcoa, , , y .

La ola de calor ha terminado a consecuencia de la inestabilidad que este lunes y martes dará una tregua a los termómetros que bajarán de 42 y 40 grados centígrados pero que aún seguirán marcando valores muy altos, en torno a 10 grados por encima de los valores normales en buena parte del interior peninsular, según la (AEMET).

Así, la portavoz de la AEMET, , ha explicado a que este martes descenderán ligeramente las temperaturas que “seguirán muy altas” ya que este alivio será de uno o dos grados en y y algo más en el sur , mientras que subirán en el Cantábrico y en general, “muchas zonas seguirán por encima de 36ºC”.

Además, ha añadido que este martes la inestabilidad provocará tormentas en el este de Castilla y León, Cantábrico, Aragón y en el sistema Ibérico.

De cara al miércoles ha señalado que las temperaturas volverán a recuperarse entre uno y dos grados centígrados, pero sobre todo en la columna central de la Península.

De nuevo volverán a descender por el oeste de la Península, es decir, por Huelva y mientras que el jueves ascenderán por el cuadrante noreste y descenderán en el Cantábrico, tras las “altísimas temperaturas” del miércoles. “Las temperaturas son unos 11 grados por encima de lo normal”, ha manifestado.

De cara al fin de semana, espera que los termómetros seguirán bajando en el norte de la Península y que llegará un frente que “cambiará la masa de aire” cálida por otra más fresca aunque parece que de momento las precipitaciones podrían restringirse al norte de la Península.

Mientras el domingo, lunes y martes seguirán bajando las temperaturas por el este comenzarán a recuperar por el oeste. De hecho, la portavoz ha afirmado que el domingo bajarán bastante las temperaturas en el oeste peninsular y el lunes y el martes caerán en Pirineos, Cataluña y la parte más al este de la Península, mientras que volverán a subir por el suroeste.

De hecho, únicamente estarán por encima de 34 grados centígrados en zonas del este de la Península y en el valle del Guadalquivir incluso bajarán a 32ºC. En , el lunes podrán bajar hasta los 30ºC, una temperatura “más adecuada a las normales”.

CALOR SOFOCANTE

La predicción de la semana llega después de que este domingo, excepto en Albacete, Huesca, Levante y , los termómetros se situaron entre 7 y 13 grados centígrados por encima de los valores normales para esta época y en cuanto a las mínimas, en casi toda España han estado entre 4 y 7 grados centígrados por encima de lo normal. Hay una zona de entre Madrid, Cáceres, Ávila y entorno del sistema central que las mínimas fueron de entre 7 y 10 grados centígrados.

“Esto es anormal, es una ola de calor. Hoy han bajado y solo queda aviso naranja en tres provincias pero los avisos amarillos siguen muy extendidos”, ha comentado.

También ha subrayado que este domingo se produjeron efemérides en Cáceres, que tuvo una máxima de 42ºC que superó los 41,6ºC de junio de 2012; Granada aeropuerto, 41,5ºC que iguala a otra de junio de 2004; llegó a 39,2ºC y superó los 38,7ºC de junio de 2015. “Casi todos los récord anteriores son de años recientes”, ha apuntado.

Así, ha añadido que en Madrid aeropuerto este domingo llegaron a 40,1ºC, frente a los 40ºC de 2015; y en Retiro hubo 40,4ºC que superó a las anterior de 39,3ºC de junio de 2015. Zamora llegó a 39,4ºC que supera los 39,3ºC de 2015.

La portavoz ha indicado también que casi todas estas temperaturas están “muy próximas” a los récord absolutos de estos observatorios, que suelen producirse durante los meses de julio y agosto. Por ejemplo, Madrid-Retiro tuvo 40,3ºC y la máxima jamás registrada son 40,6ºC que se alcanzaron en agosto de 2012.

ALERTAS MARTES